Últimas noticias Hemeroteca

Sábado, 22 de Febrero de 2020

Otras localidades

Estatuto Consumidores Electrointensivos

La gran industria, dividida con el Estatuto

La plantilla de Alu Ibérica asegura que "no tenemos nada en firme" mientras en Arcelor consideran que "puede dar cierta estabilidad al sector"

Exterior de la planta de Alu Ibérica-antigua Alcoa-en San Balandrán.

Exterior de la planta de Alu Ibérica-antigua Alcoa-en San Balandrán. / E.P.

La gran industria asturiana se muestra dividida ante el anteproyecto del Estatuto de Consumidores Electrointensivos. Los trabajadores de Alu Ibérica, pendientes del arranque de las series de electrólisis, están preocupados por la falta de concrección en las medidas y anuncian alegaciones para que se llegue al tope permitido por Europa en las compensaciones por CO2.

El presidente del comité de empresa, José Manuel Gómez de la Uz, pone como ejemplo la situación que tenían con la subasta de interrumpibilidad frente a la que les queda con el Estatuto. Con la primera tenían en torno a 28-30 euros de descuento en el megawatio, con la segunda apenas llegarán a ocho. De la Uz considera un error que el gobierno fíe la estrategia energética a la evolución de los costes ya que, si bien es cierto que enero se cerró con un precio bajo, la volatilidad económica del sector provoca picos de subidas y bajadas. En la actualidad, España pagaría, incluyendo las medidas del Estatuto, 16 euros más que Alemania por megawatio. Considera el escenario impredecible y recuerda que "las empresas demandan costes a largo plazo".

En ArcelorMittal la lectura es bien distinta. El portavoz de Comisiones Obreras en las plantas de Asturias, José Manuel Castro, entiende que es un avance ya que mejora la situación. "Se trata de un marco regulatorio que nos pone en igualdad de condiciones", dice aunque no descarta la presentación de alegaciones. Con todo cree que las dudas de la multinacional sobre la tarifa y las compensaciones quedan resueltas.

Preocupación en la patronal

La Federación Asturiana de Empresarios también cree que la herramienta es "insuficiente". Su presidente, Belarmino Feito, cree que hace falta más para corregir la diferencia de competitividad que existe entre las industrias españolas y sus competidoras europeas y asiáticas.

El líder de FADE confía en que el Estatuto mejore en el periodo de alegaciones y lamenta la vinculación de la herramienta con la aprobación de los Presupuestos Generales del Estado. "Las empresas van a seguir estando a expensas de la negociación política, cuando el mercado no entiende de negociaciones y es competitivo".

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?