Últimas noticias Hemeroteca

Lunes, 24 de Febrero de 2020

Otras localidades

Estaciones autobuses

La empresa Alsa- Voramar el Gaucho acumula una deuda de 600.000 euros con la concesionaria del Cetis

Las compañias no han efectuado pago alguno desde que abrió la estación de autobuses de Ibiza en marzo del año pasado

Autobús de Alsa en el interior del Cetis

Autobús de Alsa en el interior del Cetis / Cadena SER

A punto de cumplirse un año de la entrada en funcionamiento de la estación del Cetis, las empresas de autobuses no han efectuado pago alguno todavía a la concesionaria. Solo en el caso de la compañía Alsa- Voramar el Gaucho, la deuda asciende ya a unos 600.00 euros.

El responsable de esta empresa, José María Cardona, dice que desde marzo de 2019 la sociedad que explota la estación les presenta cada mes una factura "con una cantidad que no se corresponde con los números de viajeros y entradas".

Así que, según Cardona, este baile de cifras se ha hecho llegar al Consell para que haga el cálculo exacto y todavía están a la espera de que la institución insular de una respuesta. Una vez que tengan esa certificación abonarán las cantidades pendientes.

Asimismo, recalca que los ingresos por el transporte de pasajeros, ascienden en este periodo a unos 100.000 euros, por lo que la subvención que deberían recibir de la institución insular por el sobrecoste que ha generado la puesta en marcha del Cetis ronda ya los 500.000 euros.

El responsable del grupo Alsa- Voramar el Gaucho comparte la posición del gobierno insular de que deben bajar de forma "significativa" las tarifas de entrada y salida a la estación. Dice que no se pueden "hipotecar" las nuevas concesiones con esa partida anual de más de un millón de euros de las arcas del Consell porque esto impedirá destinar el dinero a mejoras en el funcionamiento del transporte público.

La entrada al Cetis también ha supuesto, según Cardona, bajadas de más del 20% de pasajeros en algunas líneas, sobre todo las que se han quedado sin parada en Vila, como la ruta con la playa de Ses Salines o la de sa Carroca.

La vía judicial sigue abierta

Y la vía judicial del Cetis sigue teniendo varios frentes abiertos. De hecho, el juzgado de lo Contencioso Administrativo de Palma tendrá que pronunciarse finalmente por el decreto de apertura de la estación del año 2013.  A pesar de que inicialmente se había archivado la denuncia presentada por la empresas de autobuses que reclamaba daños y perjuicios, al considerar que con el nuevo decreto de apertura de 2019, quedaba sin efecto la primera denuncia, ahora se ha estimado el recurso presentado por las patronales y se tendrá que emitir sentencia.

Asimismo, por la vía del contencioso hay otro recurso presentado contra la entrada a la estación el año pasado que también está pendiente de sentencia.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?