Últimas noticias Hemeroteca

Viernes, 21 de Febrero de 2020

Otras localidades

La división de furgonetas de Mercedes entra en números rojos

El grupo automovilístico alemán Daimler, propietario de la planta Mercedes de Vitoria, redujo en 2019 sus beneficios en un 66%

La compañía alemana ha anunciado el recorte de miles de puestos de trabajo por todo el mundo

La compañía alemana ha anunciado el recorte de miles de puestos de trabajo por todo el mundo / MERCEDES-BENZ

El grupo automovilístico alemán Daimler, propietario de la planta Mercedes de Vitoria, redujo en 2019 su beneficio neto a 2.400 millones de euros, un 66,7 % menos que en 2018 por los costes extraordinarios de la manipulación de vehículos diésel y problemas en la producción.

Daimler, que ya había adelantado algunas cifras del balance el pasado 22 de enero, ha informado este martes de que el resultado operativo disminuyó el pasado ejercicio hasta 4.329 millones de euros, una caída del 61 %, mientras que la facturación subió hasta 172.745 millones de euros, un aumento del 3 %.

En la división de furgonetas Mercedes-Benz Vans -a la que pertenece la planta de Vitoria-, el grupo registró una pérdida operativa de 3.085 millones de euros, frente al beneficio de 312 millones de euros un año antes, y tuvo una rentabilidad operativa sobre las ventas del -20,8 % (2,3 % en 2018).

La dirección y el consejo de supervisión propondrán en la próxima junta general de accionistas el 1 de abril el reparto de un dividendo de 0,90 euros por acción por 2019, un 72 % menos que el año anterior (3,25 euros por 2018). De este modo, Daimler repartirá a los accionistas 1.000 millones de euros en dividendos por el ejercicio 2019 (3.500 millones de euros correspondiente a 2018).

El presidente de la compañía, Ola Källenius, se ha mostrado insatisfecho con las cifras y ha destacado que los gastos extraordinarios lastraron el resultado el año pasado. En el cuarto trimestre de 2019, Daimler obtuvo una pérdida neta de 11 millones de euros, frente al beneficio de 1.642 millones de euros en el mismo periodo de 2018.

Källenius ha dicho que "el futuro de la compañía está en la movilidad de emisiones de CO2 neutral" y en la digitalización, y que para lograrlo han aumentado notablemente las inversiones en nuevas tecnologías.

Por ello son necesarias amplias medidas para reducir costes y aumentar el flujo de caja.

La compañía comunicó el año pasado que recortaría 10.000 empleos, pero el diario económico Handelsblatt informó ayer de que la reducción será mayor, de 15.000, aunque Daimler no ha comentado esta información.

Según Daimler, el sector automovilístico se encuentra en una transformación y, pese a la fuerte caída del beneficio, ha anunciado que pagará a sus 130.000 empleados acogidos en Alemania al convenio colectivo un incentivo de hasta 597 euros como participación en los resultados de 2019 (4.965 euros por 2018) y dará una paga única de reconocimiento de 500 euros.

El grupo tuvo el año pasado gastos extraordinarios por costes de los procesos jurídicos relacionados con la manipulación de las emisiones en vehículos diésel de la marca Mercedes-Benz y de las medidas adoptadas. El resultado operativo de Mercedes-Benz bajó el año pasado a 3.359 millones de euros, un 53 % menos que un año antes, y la rentabilidad sobre las ventas de la marca de la estrella disminuyó al 3,6 % desde el 7,8 %.

Daimler Trucks registró el año pasado un beneficio operativo de 2.463 millones de euros, un 11 % menos; Daimler Buses, de 283 millones de euros, un 7 % más, y los servicios de movilidad Daimler Mobility, de 2.140 millones de euros, un 55 % superior.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?