Últimas noticias Hemeroteca

Martes, 18 de Febrero de 2020

Otras localidades

Estatuto Consumidores Electrointensivos

El Gobierno fía ahora el Estatuto a la aprobación de los Presupuestos

El secretario general de Industria, Raúl Blanco, ve difícil incorporar muchos cambios a la herramienta

El secretario general de Industria, Raúl Blanco.

El secretario general de Industria, Raúl Blanco. / Getty Images

Primero fue la cercanía de las distintas citas con las urnas, luego la interinidad del Ejecutivo y ahora el futuro de los presupuestos. El Gobierno de Pedro Sánchez vuelve a dar una vuelta de tuerca al Estatuto del Consumidor Electrointensivo con la necesidad de tener cuentas para poder echarlo a andar. La noticia en sí misma no es nueva ya que durante la presentación del anteproyecto a sindicatos y patronal transmitieron la vinculación de los 90 millones de euros para compensar hasta el 85 por ciento de los cargo en la tarifa así como los contratos bilaterales a que el Estado tenga Presupuestos Generales en 2020.

Durante una entrevista en TPA, el secretario general de Industria, ha explicado que "no puede haber nuevas medidas si no hay cuentas. Por eso llamamos al compromiso de aprobarlas". El número dos de Reyes Maroto también ha asegurado que no se podrán incluir muchas novedades en una herramienta que tiene el visto bueno de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia y de Europa.

Lo cierto es que los trabajadores de las electrointensivas, especialmente de Alu Ibérica, están muy molestos con cómo se ha desarrollado la gestión de la situación en el último año. "Nos prometieron mucho y esto es una mierda", apunta una de las fuentes consultadas por la SER. En el sector ponen el foco en los 90 millones del segundo capítulo. "Dijeron que la rebaja era de 2,3 euros por megawatio y eso es cierto a medias. Esa cantidad solo será para los pequeños consumidores electrointensivos. Los grandes como Azsa, ArcelorMittal o AluIbérica verán rebajado en 0,54 euros el megawatio".

"Al final el estatuto beneficia al que menos lo necesita y mintieron abiertamente cuando lo explicaron. Fue un maquillaje para contentar políticamente a ciertos actores pero no tiene nada que ver con la problemática grave de las electrointensivas", lamentan.

Otro de los argumentos repetidos es la conformidad de Europa. "Va en contra de lo que dice Europa. Una de las excepciones para el viejo continente son las electrointensivas, es decir, aquellos que consumen mucho y además están en riesgo de deslocalización por esta cuestión. No existe ningún país que rebaje tanto el concepto de electrointensivo", apuntan las fuentes.

Por último, los expertos manifiestan que con la subasta de interrumpibilidad, el descuentos se movía entre 28 y 30 euros en el megawatio mientras que con el Estatuto apenas llegarán a ocho. La estrategia de fiarlo todo a la evolución del mercado tiene sus riesgos ya que, en la actualidad, la diferencia con Alemania es de 16 euros por megawatio. 

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?