Últimas noticias Hemeroteca

Miércoles, 01 de Abril de 2020

Otras localidades

El factor humano, determinante en la siniestralidad del tráfico en Aranda

El incumplimiento de las normas y los despistes al volante causan la gran mayoría de los accidentes en las vías urbanas de Aranda

La rotonda La Estrella es uno de los puntos negros del tráfico urbano en Aranda

La rotonda La Estrella es uno de los puntos negros del tráfico urbano en Aranda / Cadena SER

 

Casi el 90% de los accidentes que se produjeron el año pasado en las vías urbanas de Aranda fueron causados por factores humanos: la mayoría, un 47% se debieron a despistes de la persona que iba al volante, mientras que otro 41% tuvo como causa el incumplimiento de alguna norma de circulación.

La infracción que causó más accidentes fue no respetar la prioridad. De los 103 accidentes que registra la Policía Local en su memoria anual de 2019, hubo 14 que se produjeron por este motivo y otros 6 por no guardar la distancia de seguridad. En otros cinco intervino el consumo de alcohol y en esa misma medida, media decena de accidentes fueron provocados por no respetar las señales de tráfico. Cuatro siniestros tuvieron como causa un adelantamiento indebido, tres la realización de un giro incorrecto, otros dos el exceso de velocidad y un par más por invadir la calzada. Otras conductas incorrectas al volante que provocaron un accidente en cada caso fueron incorporarse a la vía de manera incorrecta o el cruce de vía de un peatón por el lugar inadecuado.

El resto de accidentes hasta llegar a los 103 fueron provocados por diversas causas, entre las que cabe reseñar un fallo mecánico en un caso y deslumbramiento del conductor en otro.

Los incidentes se distribuyen por todos los barrios: el volumen mayor según la memoria de la Policía Local se produjo en los barrios de la zona sur de Aranda, aunque en este caso se han sumado los producidos en tres barrios distintos: Allendeduero, Polígono Residencial y La Estación. En esta zona de la villa hubo el año pasado 30 siniestros, la mayoría en la calle Burgo de Osma y la Avenida Castilla, las dos vías más largas de esta zona.

Las travesías y carreteras que están incluidas dentro del casco urbano acumularon otros 23 siniestros, sobre todo en los extrarradios, donde hubo 8, pero también destacan la media docena de accidentes que acumuló una única localización, que se ha convertido en punto negro desde hace tiempo: la denominada rotonda la Estrella de la avenida Luis Mateos, es decir el cruce donde convergen la antigua N-122, la avenida Orfeón Arandino y la avenida Aragón, en el entorno del parque de los meteoritos.

Por su parte el barrio de Santa Catalina registró 15 accidentes, casi la mitad de ellos, hasta siete, en la calle Santiago. En el Ferial Bañuelos también hubo 15 siniestros, mientras que la zona centro tuvo 13, de los cuales también la mitad fueron en un único punto: la confluencia de Miranda do Douro con Plaza Claret. El Polígono industrial sumó cinco accidentes a lo largo del año 2019.

Como consecuencia de estos accidentes hubo 54 víctimas: dos de ellas mortales, una en un atropello y otra en una colisión. La mayoría del resto de personas afectadas lo fueron de forma leve, excepto otras cuatro víctimas que resultaron heridas graves. Son once menos que el año anterior, aunque superan las 49 de 2017.

En cuanto a las pruebas de alcoholemia, fueron positivas el 32% de las que se realizaron de forma preventiva y el 26% de las que se practicaron tras algún accidente de circulación.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?