Últimas noticias Hemeroteca

Martes, 26 de Mayo de 2020

Otras localidades

Turismo

Turismo ha impuesto 69 sanciones a viviendas turísticas desde 2018

El departamento de Turismo del Gobierno Vasco ha impuesto 69 sanciones a viviendas y habitaciones turísticas desde finales de 2018, en un 96 % graves, lo que ha originado el pago de una multa de entre 10.000 y 100.000 euros, motivadas por no estar registradas ("vivienda clandestina"),o por ofrecer más plazas que las dadas de alta o por publicidad engañosa.

Turismo ha impuesto 69 sanciones a viviendas turísticas desde 2018

Turismo ha impuesto 69 sanciones a viviendas turísticas desde 2018 / AGENCIAS

El departamento de Turismo del Gobierno Vasco ha impuesto 69 sanciones a viviendas y habitaciones turísticas desde finales de 2018, en un 96 % graves, lo que ha originado el pago de una multa de entre 10.000 y 100.000 euros, motivadas por no estar registradas ("vivienda clandestina"),o por ofrecer más plazas que las dadas de alta o por publicidad engañosa.

La consejera vasca de turismo, Sonia Pérez, ha dado cuenta de la situación de este sector, que engloba en este momento a 3.700 alojamientos (84 % viviendas, y 16 % habitaciones) de las que el 56 % están en Gipuzkoa (2.085), seguida de Bizkaia, que acoge a 1.455, y Álava con 166.

Tras precisar que la oferta tiende a estabilizarse y profesionalizarse, y que este fenómeno "ha venido para quedarse", ha detallado que desde finales 2018, cuando se regularizó este sector, se han abierto 221 expedientes sancionadores, de los cuales siete se han archivados y 69 han acabado en sanción, todas ellas de 10.000 euros.

Estos expedientes han derivado de la inspección propia, de procedimientos de comprobación, de denuncias y de las quejas recogidas en el buzón anónimo contra el fraude habilitado por el departamento.

Los procedimientos de comprobación iniciados han sumado 442, de los que 157 han finalizado de forma correcta, 168 aún están en trámite y 117 han resultado con baja en el registro. Sobre este último punto, Pérez ha explicado que en muchos casos se trata de particulares que dieron de alta una vivienda turística y posteriormente "no les ha interesado" comercializarla.

Buzón de quejas

Respecto al buzón de quejas anónimas contra el fraude, se ha contabilizado 255 comunicaciones desde que se puso en marcha en noviembre del año pasado, de las que 47 no han podido ser tramitadas porque facilitaban datos erróneos.

Del resto, en un 24 % de los casos las viviendas no estaban registradas; otro 24 % ofertaban más plazas que las dadas de alta; el 13 % no presentaba un distintivo como local de alojamiento y un 4,7 % carecía de seguro, entre otras causas.

Sonia Pérez ha destacado el papel de las plataformas digitales de alquiler y ha asegurado que "cada vez colaboran más" con la administración y están más profesionalizadas ya que, además de ofrecer un servicio de intermediación entre particulares, también están empezando a desempeñar labores de comercialización y gestión, "lo que redunda en un servicio de calidad y que cumple los requisitos legales".

Ha citado como ejemplo "positivo" a la empresa digital de reservas de alojamiento Booking y como ejemplo "negativo" a Airbnb, que también facilita reservas a través de internet. Sobre esta última compañía ha mantenido que "resulta complicado contactar con ellos y no muestran ninguna colaboración".

Según ha destacado, las viviendas y habitaciones turísticas, que han provocado polémicas principalmente en San Sebastián, "no tiene por qué constituir un problema en Euskadi; solo hay que ordenarlo y regularlo, para asegurar una buena convivencia".

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?