Últimas noticias Hemeroteca

Miércoles, 08 de Abril de 2020

Otras localidades

CORONAVIRUS | ÚLTIMA HORA CORONAVIRUS | ÚLTIMA HORA Sigue en directo la última hora del coronavirus minuto a minuto
Medio ambiente

Gipuzkoa se plantea tratar parte de los residuos industriales tras el derrumbe del vertedero de Zaldibar

El Consorcio de Residuos podría asumir la gestión de determinados desechos como embalajes, residuos agrícolas y ganaderos y otros elementos depositados en los garbigunes

Vista del vertedero de Zaldibar.

Vista del vertedero de Zaldibar. / VINCENT WEST (REUTERS)

El Consorcio de Residuos de Gipuzkoa (GHK) analizará los flujos y el volumen de los desechos de origen comercial e industrial "que son asimilables a los urbanos" y que hasta ahora son depositados en vertederos industriales, y la posibilidad de tratarlos en su red de infraestructuras de residuos urbanos, con el fin de aliviar la carga que soportan.

Se trata de desperdicios como los embalajes comerciales, restos de voluminosos, residuos de origen agrícola y ganadero, y otros que los ciudadanos depositan en los "garbigunes", que son lo que se denomina "asimilables a urbanos", pero hasta ahora eran llevados a los vertederos industriales.

Analizar pormenorizadamente esta tipología de residuos para ver si pueden ser tratados en las infraestructuras que tiene Gipuzkoa para las basuras urbanas de origen doméstico, es el acuerdo al que han llegado el diputado foral de Medio Ambiente y presidente de GHK, José Ignacio Asensio, y los presidentes de las ocho mancomunidades del territorio, en la reunión que han celebrado este miércoles en la sede de la Diputación en San Sebastián.

Según ha informado al término de la reunión el departamento de Medio Ambiente en un comunicado, los representantes institucionales han analizado la situación creada tras el derrumbe del vertedero de Zaldibar (Bizkaia), hecho que se ha sumado al próximo cierre del de Mutiloa (Gipuzkoa) por estar a punto de colmatarse.

Ambas circunstancias dejarán en breve al vertedero de Epele, situado en la localidad guipuzcoana de Bergara, como "la única opción" para depositar residuos industriales no peligrosos, salvo su traslado a instalaciones de otros territorios o autonomías.

Durante la reunión se han estudiado "las demandas recibidas" desde las distintas comarcas, los sectores más afectados y las posibilidades existentes, y "todos" han coincidido en que el "objetivo principal" debe ser la reducción de los vertidos y "la búsqueda de alternativas para los residuos asimilables a urbanos, que las mancomunidades envían a los vertederos industriales".

Asensio ha recalcado que la Diputación y las mancomunidades de Gipuzkoa "no son competentes en materia de residuos industriales", pues se dedican a gestionar los residuos urbanos de origen doméstico.

Sin embargo, en su quehacer gestiona también otros flujos de residuos de origen comercial o industrial que, a pesar de ser "asimilables a los urbanos", hasta ahora se depositan en vertederos industriales.

El diputado ha explicado que, como Gipuzkoa está a punto de terminar su red de "infraestructuras modernas y sostenibles" para el tratamiento de los desechos urbanos, éstas también "pueden contribuir a solucionar el problema reduciendo el vertido de residuos".

Por ello, los responsables de la Diputación, el Consorcio y las mancomunidades de municipios han acordado que GHK analice los flujos y el volumen de dichos residuos, los de origen comercial o industrial "asimilables a urbanos", para estudiar su posible tratamiento en la red guipuzcoana de infraestructuras para residuos urbanos.

Entre ellas, han citado la planta de clasificación de envases de Legazpi, la de compostaje de Epele y las instalaciones del Complejo Medioambiental de Zubieta.
Para avanzar en esta posibilidad, que serviría para aligerar la carga que soportan actualmente los vertederos industriales, GHK se ha comprometido a analizar la tipología de los residuos, la viabilidad técnica para tratarlos y las autorizaciones que sean necesarias.

Al inicio de la reunión, en el exterior del Palacio Foral, cuatro jóvenes de Ernai con buzos y mascarillas han protagonizado una acción de protesta contra la incineradora de Zubieta, en la que se han echado pintura amarilla encima y han colocado botes que soltaban humo verde junto a una pancarta en la que acusaban a PNV y PSE de "corrupción".

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?