Últimas noticias Hemeroteca

Miércoles, 01 de Abril de 2020

Otras localidades

CORONAVIRUS | Minuto a minuto CORONAVIRUS | Minuto a minuto Saturación en las UCI: tres de cada cuatro respiradores ya están siendo usados

Más de 4 millones de Europa para paliar el sinhogarismo en la Región de Murcia, sin gastar por la burocracia

Persona sin hogar

Persona sin hogar / EUROPA PRESS/JAVIER TORMO - Archivo (EUROPA PRESS)

"Los 8 millones los tiene el gobierno murciano en sus arcas y apenas los han tocado. De hecho, hay dinero que ya es seguro que se va a perder: 4 millones por lo menos.  LLegará Europa e igual que vinieron, se los llevarán", señala a la SER una fuente conocedora del proceso.

Distintos avatares burocráticos frenan la utilización de estos fondos que se concedieron a la Región de Murcia para paliar el chabolismo y el sinhogarismo.

Por ejemplo, dos concursos públicos desiertos en los que "ningún constructor se presentó" o la "propia complejidad" de adaptar -reconocen los técnicos- lo que ofrece Europa a la legislación regional. También, dicen algunas ONgs que prefieren mantenerse en el anonimato para no confrontar con la administración, la "falta de voluntad política para acabar con el problema del chabolismo". Los dos primeros aspectos los reconoce el gobierno de Murcia. El tercero no. "Negamos la mayor", dice una fuente autorizada de Fomento, "estamos comprometidos con este problema y estamos tratando de solucionarlo".

La realidad es que el año pasado, según dato oficiales facilitados por la consejería de fomento,  sólo se compraron 10 viviendas por valor de 491.000 euros. Este año "se espera" la compra de 10 o 15 más. Los años en los que el programa estuvo parado al principio ya se han perdido los fondos. Y como el dinero tiene que llegar "escalonado" de Europa, más de 4 millones ya es seguro que se perderán.

Fuentes conocedoras del proceso dieron la voz de alarma a la SER: "el grueso del dinero -8 millones de euros- corre peligro de tener que ser devuelto a Europa sin gastar porque el plan obliga a demostrar resultados". Una fuente del ejecutivo que ha revisado el proceso dice que "Tienen que estar las personas viviendo en las casas y apenas hay 10 realojados en los años que llevan los fondos encima de la mesa".   Y añade: "A este ritmo llegamos a 2023 y habrá que devolver a Europa el dinero que llegó hace años pero no se ha gastado y se ha perdido en el maremágnum de asuntos que gestiona la consejería".

Según información oficial de fomento este es el plan de gastos de aquí al 2023

  • 2019. - 491.000 €
  • 2020.- 1.062.500 €
  • 2021.-875.000 €
  • 2020.-662.000 €
  • 2023.-293.000 €

Es decir, que en total se van a poder gastar -suponiendo que se llegue al 100%- 3.383.500 de los 8 millones totales. Habrá que devolver a Europa, si se cumple la previsión más optimista, 4.616.500 que se habían concedido para paliar el sinhogarismo. 

¿Qué dice Fomento?

La consejería, consultada por esta situación, reconoce que el programa "empezó lentamente" porque Europa les obligaba a un concurso público -hicieron dos- y ningún promotor se presentó. ¿Se desconocen las razones? No. La consejería dice lo siguiente: 

"quedó desierto por las características fijadas para las viviendas a adquirir (el concurso tenía el objetivo de encontrar viviendas ya construidas de cualquier tipo de propietarios), motivo por el cual se determinó otra opción para la adquisición que es la compra directa".

El caso es que no hubo candidatos. Diversas fuentes empresariales señalan que "el proyecto no resultó atractivo a ningún constructor porque genera poco beneficio". Desde fomento insisten: "No hay falta de voluntad política para atajar el sin hogarismo, estamos haciendo el máximo posible", dice un portavoz autorizado de Fomento, "para comprar las casas y colaborar con las personas que menos tienen y las ONG´s que las atienden".

¿Qué dice la Consejería de política social?

El problema afecta en realidad, a dos consejerías: la de Diez de Revenga (Fomento) y la de Isabel Franco (Política social). La primera es la que gestionado el concurso y los fondos para comprar las viviendas. La segunda es la que las pone directamente a disposición de las ONGS que las suelen gestionar. La consejería de política social dice que está haciendo "el máximo, con los medios que hay, para combatir el sin hogarismo y pone ejemplos -que prefieren no desvelar para garantizar las personas que se han acogido- de personas a las que se está ayudando como "un albañíl de Molina en paro desde el estallido de la burbuja inmobiliaria que perdió todo y que ahora vive en una de esas viviendas". Una fuente técnica de esta consejería dice que "ojalá no se pierdan los fondos, porque es un problema importante y necesitamos medios".

El director general de Servicios sociales, josé López Mellado, recuerda que más de 2400 personas sin hogar en la Región de Murcia están siendo atendidas directamente por la consejería en diferentes programas a través de las ONGs del tercer sector. Se gasta en esto más de 700.000 euros porque es, dice el director general, "una prioridad de la consejería con la que estamos muy comprometidos".

El enfado de las ONgs.

Entre las asociaciones cunde el desánimo con esta situación: "no es la primera vez que pasa". Señalan que "hay muy buenos técnicos comprometidos en ambas consejerías" pero se quejan de que la burocracia impide que este tipo de cuestiones se hagan realidad.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?