Últimas noticias Hemeroteca

Martes, 07 de Abril de 2020

Otras localidades

Chequeos en las diferentes etapas de la mujer

Las mujeres deben hacerse chequeos desde la juventud y aún estando sanas. Es importante comenzar las visitas periódicas al ginecólogo y estar pendiente de cualquier cambio en menstruación, mamas y genitales, así como de los antecedentes en familiares.

Las mujeres deben hacerse chequeos desde la juventud y aun estando sanas. Es importante comenzar las visitas periódicas al ginecólogo y estar pendiente de cualquier cambio en menstruación, mamas y genitales, así como de los antecedentes en familiares.

Es importante prevenir posibles contagios de enfermedades por transmisión sexual.

Esta es la etapa más importante porque del cuidado que se tenga durante estos años dependerá el buen estado de salud en la edad adulta. Gracias a los avances tecnológicos, hoy es posible reducir riesgos de enfermedades propias de cada etapa. La idea de la medicina moderna es prevenir, pues genera menos riesgos y gastos para los pacientes. 

A partir de los 30 años hay que hacer un examen de lunares. Una visita al dermatólogo ayudará a prevenir el cáncer de piel y hacerles un control a las lesiones que podamos tener en la piel, sobre todo si te has expuesto mucho al sol.

De 35 a 55 años

Los cambios hormonales se hacen evidentes en esta etapa, en la que hay que estar muy atenta a cualquier síntoma para evitar los riesgos de padecer cáncer.

Después de los 40 años es importante realizar de forma anual una mamografía para descartar cualquier inicio de cáncer de mama. Solo mediante este estudio y la realización de una biopsia se puede dar un diagnóstico definitivo.

A los 50 años es recomendable hacer una biometría hemática, examen de sangre, general de orina, mamografía, papanicolaou, ultrasonido pélvico y perfil hormonal.

Después de los 50 se produce una disminución del metabolismo, y por ende, de la cantidad de hormonas. Esto predispone a la osteoporosis, aumento de grasas y endurecimiento de las arterias. Es importante realizarse una colonoscopia.

La prueba de salud cardíaca se debe realizar anualmente. Si hay antecedentes familiares de hipertensión hay que estar más pendiente.

Después de los 60 años

En esta fase de la vida, los exámenes se deberán hacer con más frecuencia.

Examen general de orina, placa de tórax y electrocardiograma. Es importante monitorear los niveles de azúcar en la sangre cada seis meses. La visita al ginecólogo sigue siendo obligatoria cada año.

En definitiva, en cualquier etapa debemos saber que la prevención es esencial.

Jesús Recio, Jefe de Medicina Interna del Hospital Quirónsalud Valencia

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?