Viernes, 14 de Agosto de 2020

Otras localidades

POSTDATA

El coste político de las Fallas

 

El pasado martes, bien entrada la noche, pasó lo que antes o después tenía que pasar: la suspensión de las Fallas y la Magdalena por el coronavirus. Para el Consell no fue obviamente un anuncio fácil. Se entiende que tomar una decisión así es muy difícil por todo lo que implica. De hecho, ningún partido político se atrevió antes a pedir la suspensión de las fiestas como medida de prevención frente al virus.

Además, es lógico que en el Gobierno haya habido debate y que incluso se haya dudado a la hora de dar este paso. La línea que separa la cautela de la psicosis social es muy fina, como enorme es el daño a la economía valenciana.

Así que juzgar a posteriori si la medida ha llegado pronto o tarde no tiene mucho sentido. Ahora bien, cualquiera diría que hubo momentos en que se pensó más en el coste político de suspender las Fallas que en otra cosa. Cómo si no interpretar el ridículo cruce de declaraciones entre el Gobierno central y el valenciano pasándose la pelota. Sobre todo cuando la situación en Madrid ya se había descontrolado. Lo grave es dar la sensación de que antes del coste político de suspender la fiesta se prefería el coste de una crisis sanitaria descontrolada.

 

 

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?