Últimas noticias Hemeroteca

Domingo, 05 de Abril de 2020

Otras localidades

CORONAVIRUS | EN DIRECTO CORONAVIRUS | EN DIRECTO Sigue minuto a minuto la última hora sobre la crisis del COVID-19
Coronavirus Covid-19

Esperando tiempos mejores

En este capítulo especial de La Recompensa, el cicloturista José Juan Luque y el montañero Aristóteles Moreno nos cuentan cómo están viviendo el confinamiento por el coronavirus. La bici y las botas tendrán que esperar

Aristóteles Moreno y José Juan Luque confinados por el coronavirus. Hoy por Hoy Córdoba. Radio Córdoba Cadena SER

Aristóteles Moreno y José Juan Luque confinados por el coronavirus. Hoy por Hoy Córdoba. Radio Córdoba Cadena SER / Cadena SER

José Juan Luque y Aristóteles Moreno son dos amantes de la naturaleza y los espacios abiertos, como nos han demostrado a lo largo de esta sección del programa Hoy por Hoy Córdoba. Con ellos hemos subido al pico de la Tiñosa, paseado por la sierra de Cardeña, remontado el rio Bembézar y recorrido alguno de los rincones más hermosos de Cazorla, entre otros destinos. Por eso, en esta primera semana de confinamiento por el coronavirus, hemos querido saber cómo llevaban eso de estar día tras día encerrados en casa. Y para nuestra sorpresa, lo llevan bastante bien.

José Juan Luque: "Yo lo llevo bastante bien, mi gato no tanto"

"No me he vuelto loco. No salgo a la terraza ni al pasillo de mi casa a correr" nos dice, en tono tranquilizar José Juan. "Estoy acostumbrado a hacer poca vida en casa y ahora me está sentando bien". El que no parece llevarlo tan bien es su gato "que estaba acostumbrado estar  todo el día solo y ahora me huye", confiesa José Juan.
Nuestro cicloturista cree que pronto nos acostumbraremos a la reclusión. "Es como cuando sales a correr", explica, "al principio se hace muy duro, lo quieres dejar, pero pasado un punto el cuerpo se habitúa y pones la velocidad de crucero".

Aristóteles Moreno: "Solo echo de menos la piscina y pasear por la Ribera"

Nuestro montañero reconoce que lleva estos primeros días de encierro "con tranquilidad". "Soy autónomo, suelo trabajar en casa y esta situación no me ha perturbado mucho", nos explica. "Solo echo de menos poder ir a la piscina cada mañana y pasear por la Ribera por la tarde", confiesa.
Aristóteles también está convencido de que con el paso de los días nos iremos acostumbrando a esta nueva situación ."La capacidad de residencia que tiene el cuerpo es espectacular". Y en este caso, como cuando subes una montaña "coger ritmo y tener fortaleza mental es fundamental".



La próxima semana volveremos a contactar con ellos para comprobar si siguen pensando igual.

 

 

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?