Últimas noticias Hemeroteca

Lunes, 01 de Junio de 2020

Otras localidades

Coronavirus

Una gaditana farmacéutica en Ecuador: "Quiero volver a España para poder ayudar"

Paula Espinosa está, junto a otros 42 sanitarios españoles, aislados en Babahoya esperando la forma de volver a España

Paula Espinosa, atendiendo a la población local de Babahoyo (Ecuador)

Paula Espinosa, atendiendo a la población local de Babahoyo (Ecuador) / Cadena SER

Paula Espinosa es una joven farmacéutica gaditana de 28 años que se fue el pasado 24 de febrero a Ecuador, junto a 62 sanitarios españoles más, entre médicos, enfermeros y nutricionistas, para trabajar en una campaña sobre salud pública atendiendo a ciudadanos de aldeas alejadas de los núcleos urbanos. 

El viaje iba a alargarse hasta el 10 de abril, cuando tenía pensado tomar su vuelo de vuelta desde Guayaquil hasta Madrid para regresar a casa. Esos eran sus planes iniciales, antes de que estallase la crisis del coronavirus en todo el mundo.

A raíz del aumento de contagios a nivel internacional, la iniciativa humanitaria en la que estaba trabajando se canceló. Poco después ella y sus compañeros recibían una comunicación del Ministerio de Exteriores y el Ministerio de Sanidad, requiriendo su regreso al país para ayudar en la crisis del COVID-19 en España, donde la carencia de médicos es uno de los principales quebraderos de cabeza de la administración.

Desde el hostal donde se hospedan, en Babahoyo, llamaron al consulado de España en Guayaquil, el más cercano y el que les ampara por proximidad, puesto que se encuentra a una hora y media en coche.

El cónsul, relata Paula, "se puso a nuestra disposición y nos aseguró que haría todo lo que pudiese para facilitarnos una forma de salir del país" y les informó que un avión de Iberia despegaría de Madrid rumbo a Guayaquil para recogeras.

Los sanitarios adquirieron, pagando con dinero de su bolsillo, un billete para poder realizar el viaje de vuelta hoy. Es entonces cuando se ha producido el detonante que les ha dejado aislados y sin una alternativa para regresar a casa. Cuando el avión de la compañía española ha tratado de aterrizar en el aeropuerto ecuatoriano, la alcaldesa de Guayaquil, Cynthia Viteri, ha dado la orden de movilizar camionetas que se atravesasen en la pista para impedir el aterrizaje del vuelo procedente de España.

Ante la imposibilidad de tomar tierra, la aeronave se ha desviado al aeropuerto de Quito, donde se encuentra ahora mismo, dejando muy lejos del alcance de Paula poder dirigirse a esa localidad, puesto que se encuentra a siete horas y media en vehículo y, como consecuencia del coronavirus, Ecuador ha establecido fuertes restricciones en el transporte, además de un toque de queda cada día a partir de las 14:00.

Paula se encuentra ahora bloqueada en tierras ecuatorianas, junto a sus compañeros, sin poder desplazarse hasta Quito desde Babahoyo. Remarca que, si tienen intención de regresar a España, es porque "quieren colaborar y ayudar en los hospitales y centros para frenar la expansión de la pandemia en España y tratar a los contagiados", teniendo en cuenta que conforman un equipo de más de cuarenta personas especializadas en el ámbito sanitario, tan necesario actualmente en nuestro país. 

El consulado en Guayaquil, según la farmacéutica, continúa buscando una alternativa para los 43 sanitarios que se encuentran ahora aislados en una ciudad donde, además, ha surgido un brote de dengue que ha afectado a 150 personas, complicando de sobremanera una situación de la que quieren escapar para poder ayudar en la batalla que libra España contra el COVID-19.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?