Domingo, 27 de Septiembre de 2020

Otras localidades

Fuenlabrada

A medio gas, sin bares, con comercios chinos cerrados, el día a día del Cobo Calleja

Sólo abre el 75% de empresas de este polígono fuenlabreño. Casi sin camiones circulando, ni gente por la calle, parece un polígono desierto

Una de las calles del polígono Cobo Calleja de Fuenlabrada

Una de las calles del polígono Cobo Calleja de Fuenlabrada / Pablo Blázquez (Getty Images)

 Sólo de 7 a 8 de la mañana se ve a alguien por las calles del polígono industrial más grande de la región, el Cobo Calleja de Fuenlabrada. Es la hora a la que entran los pocos trabajadores que todavía acuden a su empresa. Llegan con su coche o en autobús. Andan lo menos posible por las calles, vacías y solitarias. Ya no hay ni un bar o cafetería abierta, de las muchas que funcionan en esta zona, y que ofrecen menús económicos diarios, por lo que las empresas han decidido imponer un horario continuado de trabajo.

En esta área industrial, con1.200 empresas, casi la mitad regentadas por ciudadanos chinos, era habitual la ebullición comercial y de tráfico cualquier día de la semana, ahora casi no se ven camiones o furgonetas trayendo o llevando material. “Hay muy poco movimiento. De la calle Cobo Calleja, la central, hacía arriba, es casi todo industria y de llegar a ver 150 camiones subiendo o bajando ahora casi no aparecen”, dice Juan Antonio Ortiz, presidente del polígono y de la Entidad de Conservación de la zona industrial, quien recuerda que la soledad es mayor en la parte de comercios chinos,cerrados la pasada semana todos.

“Parece un polígono desierto”, dice con pena Ortiz. Antes “nos juntábamos en el bar a comentar cosas del negocio, a tomar un café, ahora nos llamamos. Nos damos ánimo, nos preguntamos qué vamos a hacer cada uno. Algunos te dicen que vana dar vacaciones, otros que es inminente un ERTE…” Sin ir más lejos, Ortiz gerente del grupo Montakit, cuenta a SER Madrid Sur que el lunes hará un ERTE total en una de sus empresas, Cajones Montakit, “Nuestros clientes son pequeños comercios y ya no tenemos pedidos”. Lo peor es que cree que el próximo lunes, muchos habrán tomado medidas similares a la suya y la actividad de la zona baje a un 5%.

Cuando Ortiz ha llegado hoy a su oficina, no se ha cruzado con nadie por el camino. Ni un alma. Sólo dentro del negocio ve a gente, sus trabajadores. Después llamadas como la nuestra para decir que la situación no es buena. “Habrá que esperar a que surtan efecto las medidas anunciadas por el Gobierno el pasado martes y ver si se facilitan temas de financiación y créditos”. De todas formas, él ya ha hablado con sus trabajadores para insuflarles toda la tranquilidad posible en estos casos. “Les he dicho que estén tranquilos, que tiraremos para delante como podamos”. Eso sí, espera que la situación no dure demasiado, porque dice ya empieza a haber “escasez de materia prima”

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?