Sábado, 23 de Enero de 2021

Otras localidades

Alzhéimer

Medio millar de llamadas contra la necesidad de salir de los enfermos de alzheimer

El centro de Ponferrada ha cerrado sus puertas por protocolo y ha ampliado la ayuda a domicilio

Una mujer cuidadora atiende a un anciano

Una mujer cuidadora atiende a un anciano / CRUZ ROJA - Archivo (Europa Press)

"Era imposible mantener el centro abierto por protocolo", dice la directora del centro de atención Ana Pilar Rodríguez, para explicar que las entradas y salidas de los ancianos convertían en un foco de riesgo a los mayores con problemas de demencia que atienden en las instalaciones en Ponferrada frente a la propagación del coronavius.

Evitar el riesgo para la salud les ha llevado a cerrar las puertas pero no han querido dejar de lado a los cerca de 500 ancianos que tienen en sus distintas terapias y que en muchos casos residen incluso fuera de la capital del Bierzo, puesto que sus programas llegan a 17 localidades. Por eso han aplicado un ERTE entre su plantilla mientras que han decidido ampliar el servicio de atención a domicilio con el que se atiende a los mayores que a veces están solos o que aunque tengan compañía suele ser también de edad avanzada.

Pero eso no significa que hayan desconectado, Ana Pilar Rodríguez, indica que desde el día siguiente de cerrar, se han dedicado a mantener conversaciones telefónicas con cada uno de ellos. "Queremos saber cómo están, les llamamos y les dejamos claro que no están solos, que cualquier cosa que necesiten estamos ahí, y si podemos les arrancamos una sonrisa para que pasen esos minutos de una forma agradable", dice la también psicóloga. "Hacer 500 llamadas nos lleva mucho tiempo, porque ellos también necesitan que estemos un poco con ellos. Desde casa estamos todo el día al teléfono", añade.

El reto, no salir

Y es que, en el alzheimer hay un reto muy difícil de superar que es la situación de agobio que tiene un enfermo cuando está en una habitación. "Su obsesión es la de  salir: -quiero salir, quiero salir- repiten incluso cuando están en nuestra residencia". Indica Ana Pilar que es parte del juego de la demencia así que luchar contra él durante 24 horas es realmente complicado para familiares.  Sus consejos y su forma de romper esa ansiedad en ese momento de agobio ayuda a sus cuidadores, en el caso de que haberlos y a ellos cuando suena el teléfono.

Un chat de whatsapp abierto con los familiares más cercanos también les sirve de eslabón para no romper la cadena con el centro y tener cosejos de primera mano cuando los necesitas. Es la única herramienta de la que pueden echar mano porque la tecnología en los pueblos del Bierzo está todavía lejos de los ancianos y sobretodo del alzheimer.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?