Últimas noticias Hemeroteca

Domingo, 31 de Mayo de 2020

Otras localidades

Coronavirus Covid-19

Gipuzkoa activa un plan de choque social ante una "situación sin precedente"

La Diputación define cuatro objetivos estratégicos con 56 medidas extraordinarias que afectan a 240 centros en los que reciben atención un total de 7.000 personas

La avenida de la Libertad casi sin gente esta semana.

La avenida de la Libertad casi sin gente esta semana. / JUAN HERRERO (EFE)

La Diputación de Gipuzkoa ha activado un "plan de choque" social para hacer frente "estratégica y coordinadamente" a la "situación sin precedentes a nivel global" desencadenada por el COVID-19, ante la que la institución está "absolutamente volcada con todos sus recursos" económicos, materiales y humanos.


La portavoz foral, Eider Mendoza, ha hecho este anuncio durante una rueda de prensa telemática que ha ofrecido este martes para dar cuenta de los principales acuerdos adoptados en el último Consejo de Gobierno y durante la que ha insistido en que la Diputación pondrá "todos los recursos necesarios para frenar al virus" y "anticiparse con la máxima celeridad" a su expansión.

Mendoza ha precisado que este plan, válido para las residencias públicas y privadas, se centra en el ámbito de las Políticas Sociales, departamento en el que se ha constituido un gabinete para la gestión de esta crisis y que ha definido cuatro objetivos estratégicos con 56 medidas extraordinarias que afectan a 240 centros en los que reciben atención un total de 7.000 personas.

Según ha detallado, el primero de estos objetivos busca prevenir "por todos los medios" la propagación del COVID-19; el segundo pretende contener su propagación "al máximo posible"; el tercero reforzar, con nuevos servicios, recursos y herramientas las situaciones "más graves", y el último gestionar la crisis con la mayor "transparencia" posible.

En el primero de estos ámbitos, Mendoza ha recordado que ya se han suspendido provisionalmente varios de los servicios de atención diurna y se han remitido a todos los centros "recomendaciones y protocolos" de actuación.

Ha avanzado además que los ancianos o discapacitados de las distintas residencias que lo soliciten se les permitirá el traslado provisional a sus casas, "si su situación lo permite", además de recibir las ayudas técnicas necesarias para la adecuación de sus domicilios así como de una prestación económica de cuidados en el entorno familiar, sin perder la plaza en sus centros.

En el campo de la contención del virus, ha desvelado que ya se ha comenzado a desinfectar algunas de las residencias en las que existen contagios con la ayuda del servicio de bomberos, una actuación que luego se trasladará a todos los centros de Gipuzkoa y se llevará a cabo al menos una vez por semana.

Asimismo, ha precisado que también "está en marcha el centro sociosanitario de la Cruz Roja de San Sebastián", con 120 plazas para la atención de mayores contagiados, al que ya han sido desviadas dos personas, al tiempo que diariamente tiene lugar un seguimiento individual a todos los centros residenciales para conocer los "casos positivos, sospechosos o pendientes de realizar las pruebas".

En este punto, ha dicho desconocer cuándo estarán disponibles los test rápidos de detección del virus, si bien ha desvelado que estas pruebas sólo son eficaces cuando los afectados ya muestran "síntomas evidentes".

En cuanto a los refuerzos en las situaciones "más graves" que se detecten en las residencias, ha avanzado que se ha puesto en marcha un servicio de atención y apoyo psicosocial para familiares de los usuarios.

Asimismo, se han habilitado diferentes dispositivos de atención, como el albergue de Hondarribia para personas en situación de exclusión residencial "comprometida por el COVID-19" y se ha decidido que el personal de los centros de día cerrados provisionalmente apoye a las plantillas del resto de residencias.

Mendoza ha anunciado también que se ha dotado al territorio de un "dispositivo de reserva" para garantizar el suministro de cocina y lavandería a todos los centros, en caso de necesidad.

En cuanto al objetivo de la "transparencia", ha anunciado la puesta en marcha de un servicio telefónico para todos los usuarios de los servicios sociales y, por otra parte, se ha establecido un sistema de comunicación que garantiza en todas las residencias una "red segura" entre los residentes y sus familias que ya ha sido instalado en algunos lugares mediante tabletas informáticas.

Ha insistido, a este respecto, en que en los responsables de los centros donde cuentan con casos positivos "tienen la obligación de informar a todas las familias diariamente sobre la evolución" de sus allegados y del estado de la residencia.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?