Últimas noticias Hemeroteca

Sábado, 04 de Abril de 2020

Otras localidades

Coronavirus

Flores para reconocer la labor diaria de los que siguen trabajando durante la crisis sanitaria

La floristería Las Camelias, de Alcorcón, ha regalado flores a todos los que siguen trabajando durante el estado de alarma

Interior de la floristería Las Camelias

Interior de la floristería Las Camelias / Google

El Real Decreto 463/2020, del 14 de marzo, suspendió la apertura al público de comercios minoristas, salvo aquellos cuyas actividades se consideran de primera necesidad. La floristería Las Camelias, que tiene dos tiendas en Alcorcón, se encuentra en el primer grupo, y tuvo que cerrar ambos establecimientos tras decretarse el estado de alarma. Continuó su atención al público mediante encargos telefónicos y la tienda online, aunque el pasado sábado, Fernando Espadas, dueño del negocio, decidió echar el cierre por completo y priorizar la salud de los trabajadores.

Ante la llegada de la primavera, Las Camelias tenía almacenadas más de mil plantas. Dada esta situación, Fernando decidió agradecer a todos los que, con su labor, estaban luchando de una forma u otra contra el COVID-19. Policías, personal sanitario, personal de limpieza viaria, farmacéuticas, cajeros, reponedores, etc. fueron los destinatarios de las plantas que esta floristería les entregó a modo de agradecimiento.

Fernando asegura que han recibido muchos correos y llamadas para agradecerles este gesto. Entre esas llamadas, destaca la de las enfermeras del Hospital Sur, y la de las cajeras de un supermercado, que entre lágrimas, les dieron las gracias por el detalle y las fuerzas que les habían transmitido.

Otro de los momentos más especiales, recuerda, fue cuando entregó una de estas plantas a "un chico que iba por la calle, barriendo", que se emocionó cuando Fernando le explicó que el regalo era para él por la labor tan importante que estaban haciendo él y sus compañeros.

Fernando Espadas, florista profesional, comenzó su formación en este ámbito a los 15 años. Ha participado como jurado en diversos certámenes de arte floral, y él mismo, en 2010, concursó en la Copa del Mundo Interflora que se celebró en Shanghái, donde obtuvo el sexto puesto en la clasificación mundial. En 1997 abrió las puertas de Las Camelias-Arte Floral, una empresa de la que hoy forman parte doce trabajadores más.

Aunque afirma que ahora, en relación con el negocio "todo son pérdidas", su principal preocupación son "las pérdidas humanas". Su único deseo es que pase "esta pesadilla". Después, está seguro de que tendrán fuerzas e "inventiva" para "remontar", no solo Madrid, ni España, "sino también el resto del mundo".

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?