Últimas noticias Hemeroteca

Lunes, 06 de Abril de 2020

Otras localidades

CORONAVIRUS | EN DIRECTO CORONAVIRUS | EN DIRECTO Sigue minuto a minuto la última hora sobre la crisis del COVID-19

Confinamiento dentro del confinamiento: familias que viven en una habitación

La Red Navarra de Lucha contra la Pobreza y Exclusión Social alerta sobre las consecuencias que tiene en las familias

Confinamiento dentro del confinamiento

Confinamiento dentro del confinamiento / Pixabay

La situación de confinamiento provocada por el Real Decreto del Estado de Alarma puede ser especialmente dura para aquellas familias que no disponen de un piso donde vivir y que tan solo tienen una habitación alquilada.

La vicepresidenta de la Red Navarra de Lucha contra la Pobreza y Exclusión Social, Amaia Leranoz, explica que, si antes de la epidemia, y según una encuesta interna, "el 30% de las familias estaba viviendo en una habitación, ahora mismo, esas familias no solo viven en esa habitación sin derecho a cocina o a salón, sino que encima muchas no tienen derecho ni a salir ni a tirar la basura".

Leranoz subraya que son "familias que viven en una habitaicón o en un piso muy pequeño y que tienen 3, 4 o 5 hijos. Es una situación muy dura, no puedes relacionarte con otras personas de tu familia, no puedes dejar que tus hijos jueguen. A eso se suma el estrés porque ven que están perdiendo sus trabajos y no pueden garantizar las necesidades de su familia, y ya no hay un comedor escolar al que vayan sus hijos".

En la Red -formada por 30 entidades- no tienen datos sobre el número exacto de familias que padecen esta situación porque cuesta centralizar la información. Hay que tener en cuenta que "la población en riesgo de exclusión social se comunica sobre todo presencialmente. Van a las oficinas, acuden a las citas que tienen programadas o cuando les pasa algo, pero, por regla general, no tienen acceso a internet ni tienen un teléfono móvil operativo. Sí que estamos haciendo el esfuerzo de llamar una por una a las familias que sabemos que están peor, pero es complicado".

Entre las principales necesidades que han detectado está la alimentación porque "muchas familias ya tenían recursos precarios y ahora se han quedado sin recursos". Además, Leranoz advierte sobre las tareas escolares: "Muchos de estos hogares no tienen internet, no tienen un ordenador, y se van a quedar atrás en el curso escolar, con el perjuicio que eso supone para el desarrollo de los niños y niñas". Explica que algunas entidades sí se ofrecen a imprimir y llevar las tareas a estos menores, pero vuelven a encontrarse con el obstáculo de la falta de información: no existe un censo de estos menores y, por lo tanto, solo se puede atender a una minoría. Por último, señala, está el problema económico. Si no tienen recursos, ni siquiera pueden hacer frente al alquiler de la habitación.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?