Últimas noticias Hemeroteca

Miércoles, 27 de Mayo de 2020

Otras localidades

La Columna de Carlos Arcaya

Barceló ha pedido disculpas, pero el sector sanitario se merece un reconocimiento cuando esto pase

aunque sea un notable resbalón, también es cierto que hay que ser comprensible teniendo en cuenta el estrés y la sobreexposición mediática a la que está expuesta

La consellera de Sanidad, Ana Barceló, cometió un grave error al asegurar que parte de los contagios entre sanitarios se están produciendo por viajes o contactos familiares. Y aunque sea un notable resbalón, también es cierto que hay que ser comprensible teniendo en cuenta el estrés y la sobreexposición mediática a la que está expuesta.

Ser enfermera o médico -y digo ser y no trabajar cómo- es una profesión vocacional; es algo más que un empleo o una dedicación. Y por ello, entiendo que el tema escueza entre el colectivo y más si cabe, ante el esfuerzo encomiable para atender a los enfermos. Un trabajo sacrificado que en muchas ocasiones llevan a cabo con escaseces, hasta de medios de protección. Y no hace falta que recordemos el esfuerzo para sostener el sistema durante los años de recortes.

Ahora, pedir su dimisión o montar un gran revuelo no viene al caso. Es exagerado.

No obstante, aunque ya haya pedido perdón, cuando todo esto pase, será necesario un acto de desagravio. Pero sobre todo, se hace necesario un reconocimiento a la importancia del sector sanitario basado en los hechos. Redimensionándolo en todos los sentidos; desde el salarial, al de plantillas o al de medios.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?