Últimas noticias Hemeroteca

Viernes, 10 de Abril de 2020

Otras localidades

Coronavirus

Investigadores de la UCA estudian nuevos modelos de fármacos contra el coronavirus

El grupo de investigación busca inutilizar el virus en su origen impidiendo a través del uso de moléculas naturales que han funcionado en tratamientos contra tumores o antiinflamatorios

Imagen de un investigador sobre el coronavirus.

Imagen de un investigador sobre el coronavirus. / Ziv Koren (EUROPA PRESS)

Los virus son estructuras formadas por ácidos nucleicos rodeados de proteínas y, para poder atacarlos, es necesario infringir daño a esas proteínas. Eso es lo primero que hay que tener en cuenta para entender el objeto de los trabajos que están desarrollando en el grupo de investigación 'Alelopatía en plantas superiores y organismos', que atesora una experiencia de 38 años.

En el caso del coronavirus, hasta el momento, la comunidad científica solo tiene información completa de tres proteínas que se encuentran en el COVID-19. En base a ellas está trabajando la UCA.

Este grupo de investigadores, comandados por el catedrático de química orgánica Francisco Antonio Macías, trabaja para inutilizar el virus en origen. Quieren para lograr romper, con moléculas naturales procedentes de plantas, las proteínas que hacen que el virus se ancle a las células humanas. De esa forma se evitaría que el virus se hiciese fuerte en el organismo de un ser humano y, por ende, se contagiase.

Las moléculas que están estudiando ya han sido objeto de investigaciones de este equipo y, además, han inutilizado proteínas en otras ocasiones, es decir, en otro tipo de fármacos para combatir las células tumorales o los antiinflamatorios.

Actualmente, algunos medicamentos prometedores que se están usando contra el virus son de la misma familia que los compuestos en los que ya se trabaja desde la Universidad de Cádiz.

Para que la investigación sea más fácil el grupo coordinado por el catedrático también está aplicando modelos de química computacional sobre las proteínas conocidas del virus hasta ahora. De hecho, señala Macías, “hemos empezado a seleccionar moléculas, posibles cabezas de serie para probar, utilizando el sistema de supercomputación de la UCA. Para los cálculos estamos aplicando, como controles positivos, los principios activos que se están utilizando en China, Japón y Francia, fundamentalmente”.

Los ritmos en el ámbito de la investigación son, normalmente, muy lentos, y cualquier avance pasa antes por un procedimiento muy extenso formado por muchas fases de pruebas. No obstante, el catedrático de química orgánica ha reconocido hoy, en el transcurso de una entrevista en Radio Cádiz, que "su ilusión y su mayor meta sería que pudiéramos tener el fármaco a disposición de todo el personal clínico para que puedan usarlo en las mejores condiciones. Es decir, con conocimiento de causa, sabiendo qué provoca y qué efectos tiene, de tal forma que el tratamiento sería mucho más eficaz que estar atendiendo solo a los síntomas, sin atacar el problema en origen". 

El grupo Alelopatía en plantas superiores y microorganismos tiene una experiencia contrastada de más de 38 años, tiempo en el que ha publicado más de 310 trabajos científicos en revistas científicas de ámbito internacional incluidos los capítulos de libros, ha participado en una decena de proyectos de investigación de ámbito nacional e internacional y mantiene colaboraciones con más de 20 grupos de investigación e instituciones científicas de todo el mundo.

Su labor en el terreno de la Química de Productos Naturales Bioactivos ha sido reconocida con prestigiosos galardones científicos y sociales, como el Premio Molish de la Sociedad Internacional de Alelopatía (IAS), el Rhone-Poulenc-Rorer de la Sociedad Fotoquímica Europea (PSE), el NIAES Scientific Award del Ministerio de Agricultura de Japón y la Placa de Plata de la Provincia de Cádiz, entre otros.

Los miembros de este grupo que actualmente están trabajando en esta primera fase de la investigación contra el coronavirus son Francisco Javier Rodríguez Mejías, quien está directamente implicado en los cálculos; Alexandra García Durán, responsable de la evaluación biológica de los principios activos; el catedrático de escuela universitaria Jesús Ayuso Vilacides, que se encarga de supervisar los cálculos computacionales; el catedrático de universidad José María González Molinillo, quien supervisa los cálculos teóricos y la selección de moléculas; y el también catedrático de universidad Francisco Antonio Macías Domínguez, que colabora en la interpretación de los resultados y en la selección de moléculas.

El resto del equipo están listos para abordar tanto la separación como la preparación de los principios activos que den los mejores resultados en la siguiente fase del estudio.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?