Viernes, 07 de Agosto de 2020

Otras localidades

Repunte de las derivaciones de psiquiatría de los hospitales madrileños más saturados por el coronavirus

En los juzgados de Móstoles se han recibido en 48 horas el doble de solicitudes que en una jornada normal

Un trabajador camina por el hospital de campaña instalado en IFEMA

Un trabajador camina por el hospital de campaña instalado en IFEMA / Comunidad de Madrid

Los juzgados de Móstoles, segunda ciudad en población de la Comunidad de Madrid y con dos juzgados especializados en la materia, han detectado esta última semana un repunte de solicitudes de sus hospitales de zona para que les autoricen el ingreso de pacientes con trastornos mentales y de personalidad. Fuentes jurídicas aseguran a la Cadena SER que sólo en uno de ellos se han recibido 15 solicitudes en 48 horas, lo que duplican los casos de una jornada normal. Pacientes derivados de otros hospitales madrileños que están saturados en la batalla que libran contra el coronavirus y que envían a estos pacientes a los hospitales de Móstoles. Fuentes sanitarias han confirmado a la Cadena SER el repunte de casos de quienes consideran "víctimas colaterales de la pandemia" que tienen que abandonar sus centros y sus profesionales de referencia con el riesgo que ello conlleva porque ahora todos los esfuerzos se centran en la lucha contra el COVID-19.

Son cuadros clínicos delicados a los que tenido acceso la Cadena SER. Casos como el de una joven, con un estimulador cerebral, que empezó a los 9 años su pesadilla por trastornos alimentarios y que, según su historial, ha pasado en los últimos años más tiempo ingresada que en casa. O el de un hombre de 40 años que lleva 15 entrando y saliendo de centros psiquiátricos por trastornos de conducta y que llevaba meses sin tomar la medicación. Una mujer con trastorno bipolar desde que en 2012 fue agredida sexualmente. Otra paciente diagnosticada de psicosis intentó tirarse de la ambulancia que le trasladaba desde el hospital de Parla al de Móstoles. Y así suma y sigue.

Estos pacientes, según tiene documentado esta redacción, derivados de la Fundación Jiménez Díaz o los hospitales de Parla, Navalcarnero y Ramón y Cajal para que ingresen en los hospitales de Móstoles pero que acaban en el juzgado porque se niegan a hacerlo. Y en ese caso, interviene la autoridad judicial con informe del fiscal que es quien finalmente autoriza o niega el ingreso. Los juzgados están autorizando los ingresos aunque con un mensaje claro a las autoridades sanitarias y al Ministerio Fiscal. En una resolución que firma la juez Celima Gallego subraya que espera que causas como “el cambio de referente de profesional psiquiátrico e ingreso en planta hospitalaria de otro centro que comporte alejamiento del entorno del paciente, alejamiento y dificultad de visitas familiares por restricciones de la movilidad, serán tenidas en cuenta por los profesionales médicos que valoren e interesen el internamiento voluntario en los Centros Hospitalarios de este Partido Judicial de pacientes procedentes de las Unidades de Psiquiatría de otras localidades”.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?