Últimas noticias Hemeroteca

Jueves, 28 de Mayo de 2020

Otras localidades

Real Sociedad

Mikel Oyarzabal considera que la final de Copa "no es ahora lo importante"

El atacante internacional de la Real Sociedad aboga por "intentar que se reanude la liga a puerta abierta", pero ya no descarta jugar sin público

Oyarzabal respondiendo preguntas desde su casa

Oyarzabal respondiendo preguntas desde su casa / Cadena SER

Mikel Oyarzabal ha puesto algo de cordura en esta situación de incertidumbre que genera la alerta sanitaria por el coronavirus. Mientras algunos no paran de jugar a buscar fechas para la final de Copa, o inquietarse por el calor que pueda hacer en Sevilla sí finalmente este derbi vasco por el título copero se disputa a finales de julio, como se ha llegado a especular, el eibarrés resta valor a todo eso, porque considera que no es lo más importante. “Las circunstancias de la final de Copa no es lo más importante ahora”, resalta de forma tajante.

“Está claro que yo personalmente hubiese elegido otro día, otra hora, otro sitio... pero las circunstancias son las que son. Ahora no es lo importante en qué feché y las circunstancias en las que se juegue ese partido, sino que lo es que todo esté bien, que se asegure que todo esté bien, que no haya problemas para disfrutar de esa fecha histórica y que se pueda jugar un partdo sin ninguna preocupación de ningún tipo", señala Oyarzabal cuando se le pregunta por la final de Copa. Y luego añade sobre la posibilidad de tener que disputar el partido a finales de julio o principio de agosto en Sevilla con más de 30 grados de temperatura. “Que se juegue a 35 grados a las diez de la noche no es lo mismo que con 20 grados a las cuatro, pero es no ello que importa ahora. Cuando llegue el momento lo afrontaremos. Lo más importante es centrarnos en que todo esto acabe y que el fútbol y el mundo puedan rodar lo antes posible", reflexiona.

Oyarzabal fue uno de los jugadores que participó en el único encuentro a puerta cerrada hasta ahora de la liga, Justo antes de que se declarase el estado de alarma. “Fue una sensación un poco rara, a la que no estamos acostumbrados, a ninguno nos gusta, el fútbol no se disfruta igual sin gente en las gradas", señala cuando se le pregunta por sus sensaciones. El eibarrés no es partidario del fútbol sin aficionados, pero ya empieza a planteárselo en caso de no haya más remedio para que se reanude el fútbol. “Está claro que el aficionado tampoco disfruta igual el fútbol si no lo ve en directo. El fútbol sin aficionados no es fútbol al 100%. Hay que intentar que se juegue a puerta abierta en la medida de lo posible, que los aficionados disfruten, pero siendo conscientes de la situación que estamos viviendo, bastante grave y que hay que tener en cuenta. Si se puede garantizar que no va a haber ningún problema, si no habría que tomar las medidas que sean necesarias", señala.

Desde su casa, Oyarzabal responde a las preguntas de medios de comunicación y de los aficionados. Habló de otras curiosidades, como su acierto desde el punto de penalti o sus grandes recuerdos como futbolista en su corta trayectoria en el fútbol profesional. Pero reiteraba en todo momento que lo primordial es ganar ahora otro partido más global y complejo. “La prioridad es que la enfermedad se reduzca para recuperar la vida normal. Porque este virus provocará consecuencias sociales, económicas, geográficas y seguramente graves”. De hecho, no tiene ni siquiera pensado cómo celebraría un gol en la gran final de Copa. “No sé cómo lo celebraría, son cosas del directo y tampoco soy un chico de promesas, hago lo que me sale en el momento. Soy así de instintivo”.

Y aunque su mejor recuerdo hasta ahora dentro del fútbol se lo ha dado el título de la Eurocopa sub-21 del verano pasada, el eibarrés no oculta que se cría eclipsado por la final de Copa. “Tengo muchas ganas de que llegue la final de Copa. Estamos a 90 minutos de conseguir un título”. Porque tiene claro qué es lo primero que hará cuando termine el confinamiento. “Visitar a mis dos abuelas y dar un paseo y apreciar un poco más la vida que tenemos todos los días, valorarla como se merece, muchas veces nos quejamos por vicio”. Certero Oyarzabal en su argumentación como lo es desde los once metros. “Tirar penaltis también se aprende y se entrena, todos los detalles cuentan. Por eso he ido aprendiendo a lanzarlos de Xabi Prieto. Tenía un estilo muy peculiar, le fue muy bien y he tratado de imitarle para ir perfeccionando”.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?