Miércoles, 03 de Junio de 2020

Otras localidades

Coronavirus Covid-19

Carmen Ortiz: "La cifra de sanitarios contagiados es un escándalo"

La delegada de prevención del sindicato Satse, contagiada de Covid -19, afronta la fase final de su recuperación

Carmen Ortiz, delegada de prevención del sindicato de enfermería SATSE, dice que la cifra de sanitarios contagiados por Covid-19 es un "escándalo". Advierte de que no proteger a los profesionales "es un grave error con consecuencias para todos".

Ortiz es una de las personas contagiadas en Ibiza. Está en la fase final de su recuperación tras haber pasado 22 días aislada de su familia en una habitación de su casa. Dice que su primera reacción cuando se le confirmó el positivo fue de "no creérmelo, pensaba que era un falso positivo". Después recordó que estuvo en una situación de alto riesgo, cuando se ponía una nebulización a un paciente en el Hospital Can Misses. Dice que son "extremadamente peligrosas y requieren máxima protección para hacerlas, pero no teníamos".

Su primera crítica se dirige a la Dirección General de Salud Pública del Govern por no haber hecho pruebas a todos sus contactos más estrechos, entre ellos, los alumnos de enfermería de la UIB a los que da clases, "a los que tuve que avisar yo para que se aislaran, porque en muchos casos trabajan en las residencias de personas mayores o en Can Misses". Recalca que ni Salud Pública ni el Servicio de Prevención de Riesgos creyeron conveniente hacer un estudio. "No me parece ético y la directora general de Salud Pública debería hacerse mirar todas estas graves deficiencias, porque así no se controla una pandemia".

Ortiz felicita a la dirección del Área de Salud Pitiusa por como se han adaptado a la crisis con un plan "faraónico", pero dice que han cometido un error estratégico: "no proteger a los sanitarios y mentir sobre el material disponible y esto es indecente". Reconoce que la gerente ha intentado suministrar material pero el problema "viene de la falta de previsión de los gobiernos central y autonómico". Pero a partir de aquí afirma que "no se puede engañar diciendo que hay equipos de protección".  De hecho, asegura que los profesionales "se siguen haciendo batas con bolsas de basura y juegan a la ruleta sorteando máscaras que han adquirido por internet, esto es una vergüenza".

También advierte de que los últimos suministros que han llegado tampoco son fiables "hay batas que no tienen protección biológica y hay un enfado lógico de los profesionales".

Destaca que ha tenido todos los síntomas del COVID-19: fiebre, tos, mareos, dolor muscular, que ha pasado días "muy malos", pero resalta que se cuenta con los mejores profesionales y que de esta se sale. No ha querido ingresar en el hospital "porque no soy una buena paciente, pero he estado en contacto permanente con un médico y una enfermera y he convertido mi habitación en un mini hospital".

Ensalza la solidaridad, porque "todos desean ayudar" y afirma que cuando se cure definitivamente hará "abrazoterapia un día entero". Hay un síntoma del que todavía no se ha recuperado, la pérdida del olfato, la alteración del gusto. Por eso dice que está deseando saborear de nuevo "una naranja o una fresa".

Si se mantiene la evolución positiva, esta semana se someterá a la primera de las dos pruebas que se necesitan para tener la confirmación de que ya no tiene rastro del virus en su cuerpo.

 

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?