Últimas noticias Hemeroteca

Miércoles, 27 de Mayo de 2020

Otras localidades

Cáritas se adapta a las circunstancias

Aunque los cursos y talleres del programa de empleo han tenido que suspenderse, la labor se centra en asesoramiento laboral

Imagen de archivo de Guadalupe Cuadrado y el delegado diocesano de Cáritas, Antonio Moral

Imagen de archivo de Guadalupe Cuadrado y el delegado diocesano de Cáritas, Antonio Moral / Cadena SER

 

Cáritas adapta sus recursos humanos a las circunstancias y necesidades especiales que implica esta crisis sanitaria. Esta organización, en la víspera de este Jueves Santo, establecido en el calendario religioso como el Día del Amor Fraterno, ha hecho público el mensaje de que ante el coronavirus cada gesto cuenta, con el que pretende movilizar la solidaridad del conjunto de la ciudadanía, así como empresas e instituciones para que contribuyan a mejorar la vida a las personas más vulnerables de nuestro entorno.

Cáritas quiere recordar que el confinamiento no impide que las necesidades sigan presentes, en algunos casos más intensas que antes. Por eso, el programa de drogodependencia, en el que la delegación de Aranda es centro de primer nivel dentro de la red del Plan Regional de Drogas de la Junta de Castilla y León, continúa prestando sus principales funciones de dispensación de metadona y apoyo psicosocial a afectados y familiares por ser un colectivo de alto riesgo y con el fin de evitar una negativa repercusión social, aunque los métodos se han adaptado para minimizar el riesgo de contagios. “Rápidamente valoramos que no podíamos dejar a esas personas con las que convivimos todo el año sin ello, porque creo que hubiésemos tenido una negativa repercusión social no y por su salud es gente muy vulnerable y toda la tensión psicosocial que hacemos en este programa no podíamos eludirla, por tanto estamos trabajando con las medidas que requieren pero sí que estamos haciendo la entrega de metadona y las terapias y el seguimiento social se está haciendo telefónicamente en la mayor parte de los casos” explica Guadalupe Cuadrado, la coordinadora de Cáritas Aranda.

 

Nuevas inquietudes laborales

En cambio, dentro del programa de empleo, la situación le ha obligado a suspender los cursos y talleres que venía realizando. Se ha cerrado el proyecto ARRROPA, como era lo apropiado, y se han precintado todos los contenedores repartidos por las calles para evitar una sobresaturación. La coordinadora de Cáritas Aranda comentaba que el personal se está volcando estos días en ofrecer orientación ante esta nueva situación laboral, gestionando intermediaciones laborales, apoyando en las solicitudes de prestaciones por desempleo y dando respuestas a las nuevas situaciones en las gestiones de empleo. “Los compañeros están atendiendo situaciones diferentes, orientando situaciones laborales de ERTE o ERE y también alguna intermediación laboral, aunque parezca extraño en este momento pero lo están realizando con empleadas de hogar o personas que no tenían homologados títulos por ejemplo de enfermería y por la demanda que hay ahora les estamos poniendo en contacto y orientándolos y luego algún tema de prestaciones de empleo; la verdad es que nunca falta trabajo”, comenta Cuadrado.

Por lo demás, en el programa de acogida se sigue acompañando a las personas de mayor vulnerabilidad y exclusión social, cubriendo las necesidades básicas de más de 200 personas en cuanto a alimentación, higiene, vivienda y medicinas, y también entregando alimentos, reorganizado nuestro reparto en el Economato Social y en los diferentes pueblos de la Ribera, cumpliendo siempre con las medidas de seguridad.

El de personas sin hogar, que está concertado con el Ayuntamiento de Aranda, se ha visto reducida la afluencia de gente al estar controlado el tema de la movilidad., aunque se sigue atendiendo y acompañando a personas que habitualmente viven en las calles de nuestra localidad.

Un área importante para Cáritas es el acompañamiento de las personas. Por eso, está realizando seguimientos telefónicos de todas las personas que están en los diferentes programas, especialmente con los menores y sus familias de su programa de infancia, con quien sigue manteniendo contacto para intentar solventar las dificultades que tienen en su confinamiento y con las tareas escolares.

Por último, en otro ámbito, esta organización está realizando un trabajo de incidencia política para salvaguardar los derechos de los ciudadanos en condiciones precarias ante el impacto del COVID-19, y continúa con la recaudación de fondos tan necesaria para continuar apoyando a las familias que atiende.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?