Viernes, 27 de Noviembre de 2020

Otras localidades

Coronavirus Covid-19

Los que abastecen los pueblos

Panaderos, fruteros, carniceros y pescaderos-congelados, se convierten en los supermercados ambulantes que proveen a las gentes rurales

El panadero y su furgoneta de reparto por los pueblos

El panadero y su furgoneta de reparto por los pueblos / CADENA SER

En estos días hay mucha gente que sigue haciendo su tarea habitual. Gente menos visible que sanitarios o fuerzas del orden y para los que, seguro, también hay una parte de los aplausos diarios de las 8 de la tarde. Porque gracias a ellos, por ejemplo, se garantiza el abastecimiento básico en todas partes. Y, de hecho, de ellos depende casi en exclusiva el abastecimiento de la gran mayoría de las pequeñas poblaciones de esta provincia.

Son los fruteros, pescaderos-congelados, carniceros y panaderos. Hombres y mujeres que siguen con sus rutas de cada día haciendo las veces de un supermercado ambulante. En homenaje a todos ellos, escogemos la figura del panadero, para hacer visible ese momento cotidiano, no importa dónde, de una relación casi cómplice que existe, más allá de las circunstancias del virus, entre el proveedor y sus clientes.

Hemos aprovechado una parada del panadero, en uno de sus lugares habituales en el pueblo, al que llega tocando el claxon para que los vecinos salgan a comprar el pan o alguna repostería. No acuden más de 3 ó 4 personas en cada parada. Por turno y con la distancia reglamentaria, tal como recuerda una cuartilla colocada en la furgoneta de reparto.

El panadero, Pedro, de la panadería Rabanillo de Mombuey, lleva años en el oficio y estos días va con guantes y mascarilla. Los conoce a todos y a cada uno lo saluda por su nombre de pila mientras tramita su pedido: n pan de kilo para uno, una rústica para otro, magdalenas para aquel…

Cuenta que en las actuales circunstancias ya no abren el negocio por la tarde. No se ve apenas gente nueva por los pueblos, nos dice, y conviene que ahora, con el confinamiento, no tiene problema de encontrar a los clientes en casa.

Y de ahí, su furgoneta parte hacia otra parada. Y luego a otro pueblo. Y después a otro y a otro…, hasta abastecer a todos los vecinos que tocan cada día. Que nadie se quede sin pan… ahora que los pilla a todos en casa.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?