Sábado, 06 de Junio de 2020

Otras localidades

Un aeropuerto fantasma

Un Son Sant Joan vacío registraba 6 vuelos este Jueves Santo frente a los 667 del mismo día hace un año

La de la megafonía era la única voz este Jueves Santo en el aeropuerto de Son Sant Joan de Palma. Después, el silencio. Tan sólo el ligero zumbido de la electricidad en las máquinas expendedoras. El Jueves Santo es tradicionalmente uno de los días de más afluencia en el aeropuerto de Palma, el pistoletazo de salida para muchos de las vacaciones de Semana Santa.

El año pasado había programados 667 vuelos. Hoy las pantallas recogían seis. 107.419 personas transitaron por la instalación hace un año. Este jueves apenas siete viajeros con maletas en la terminal de salidas. Uno de ellos era Sergio, que explicaba que se muda de nuevo a Asturias a vivir y que después de que se cancelaran las salidas a la mayoría de ciudades de la península había llegado al aeropuerto para volar a Madrid y seguir después el viaje en autobús. "Cuando venía para aquí ver el aeropuerto así da un poco de tristeza. No me lo esperaba, es como en las películas" afirmaba.

Haciendo la ronda diaria se encontraba un guardia de seguridad que lleva 16 años trabajando en las instalaciones de Son Sant Joan. Donde tendría que haber 250 empleados velando por la instalaciones y la seguridad de los viajeros se han quedado 80. "Por estas fechas esto está al cien por cien y ahora no hay nada" señalaba.

En el camino hacia la terminal las campas de las empresas de alquiler de coches permanecen llenas de vehículos, parados a la espera de que vuelvan a llegar los turistas. Las pistas del aeropuerto dedicadas a vuelos privados también vacías y ni un solo avión volando a ras de la autovía. La famarcia del aeropuerto es el único establecimiento que permanece abierto. Un panorama muy triste que para el boticario Malik quien calificaba la sensación de vacío de "terrible y muy extraña". "Da muchas tristeza, acostumbrado a ver la alegría de la gente a ahora no ver nada, todos con mascarillas y manteniendo la distancia, está creando algo terrible más allá de la enfermedad" admitía.

Un puñado de policías y una paloma despistada eran el resto de presentes en unas instalaciones faraónicas para un público ahora inexistente.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?