Últimas noticias Hemeroteca

Domingo, 31 de Mayo de 2020

Otras localidades

Airbus retoma el lunes su actividad tras echar el cierre dos semanas

UGT amenaza con llevar a la empresa a la Audiencia Nacional si persiste en su intención de que los trabajadores asuman el coste del parón durante el 13 y 16 de marzo ante la falta de medidas de seguridad

Factoría de Airbus en San Pablo

Factoría de Airbus en San Pablo / CADENA SER

Las dos factorías de Airbus en Sevilla, la de San Pablo y Tablada, al igual que las del resto de España, retomarán este lunes su actividad dos semanas después de que se decretase el cierre, el pasado 30 de marzo, tras la decisión del Gobierno central de parar todas las actividades que no son esenciales para frenar la propagación del coronavirus. 

No es la primera vez que echa el cierre porque ya lo hizo del 17 al 20 de marzo ante la crisis desatada por la pandemia en todo el mundo. Los trabajadores venían denunciando antes de esa fecha la falta de medidas de seguridad en una fábrica en la que coinciden cientos de personas en los diferentes turnos. De hecho, por ese motivo decidieron no acudir el 13 y el 16 de marzo y ahora la empresa le pide que les devuelva esas horas. UGT amenaza con acudir a la Audiencia Nacional si no rectifica porque considera que debe ser la empresa la que asuma este coste por incumplir la legislación en materia de salud laboral.

Del mismo modo, si este lunes comprueban que la compañía sigue sin adoptar los protocolos necesarios para evitar los contagios volverán a llamar a los trabajadores a que no acudan a los centros de trabajo. De hecho, según ha explicado Juan Antonio Vázquez, miembro del comité intercentros, serán los delegados sindicales de Salud Laboral los primeros en entrar en las fábricas "para comprobar que se cumplen las medidas de seguridad".

Una vuelta al trabajo que se produce después de que Airbus haya anunciado el recorte del ritmo de fabricación de aviones en aproximadamente una tercera parte debido a la crisis del coronavirus. Según Vázquez, la intención de la empresa era que solo abrieran los centros de la división militar porque las fábricas de Estados Unidos y Alemania a las que los centros civiles españoles le suministra piezas están cerradas. Sus trabajadores tendrían que adelantar vacaciones, algo que no han aceptado los sindicatos, por lo que no han llegado a acuerdo y finalmente abrirán todas las factorías.

 

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?