Domingo, 07 de Junio de 2020

Otras localidades

Obituarios

Primer sacerdote fallecido víctima del COVID-19 en la provincia de Toledo

José Arriero era natural del municipio de La Fresneda

José Arriero a la derecha en la inauguración del Hospital de Talavera

José Arriero a la derecha en la inauguración del Hospital de Talavera / Archivo

José Arriero es el primer sacerdote fallecido en la provincia de Toledo víctima del COVID-19.

Natural del municipio toledano de La Fresneda, estaba a punto de cumplir 89 años y llevaba tiempo enfermo.

65 años de sacerdocio atesoran la vida de este cura que fue capellán durante muchos años del Hospital Nuestra Señora del Prado de Talavera.

Pasó como sacerdote por varios pueblos como Valdecaballeros en la provincia de Badajoz, Aldeanueva de San Bartolomé y El Campillo de la Jara, localidades de la provincia en las que dejó una huella imborrable entre sus habitantes por su peculiar forma de ser a la hora de tratar con los vecinos a la vez que por su rectitud pastoral y la disposición que tenía para ayudar a las familias.

Otra de sus virtudes según varios testimonios recogidos por la SER, fue los consejos que ofrecía para hacer más llevaderos determinados momentos que aparecían en la vida cotidiana de los más humildes.

Arriero ejerció como profesor de religión.

Era un hombre que marcó una etapa en el centro hospitalario talaverano y muchos le recuerdan.

 

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?