Hoy por Hoy GijónHoy por Hoy Gijón
Actualidad
Coronavirus Covid-19

Raimundo García pone a Noreña a bailar charlestón

El policía local sigue animando el confinamiento a los niños del concejo con curiosas iniciativas

Raimundo García pone a Noreña a bailar charlestón

Raimundo García pone a Noreña a bailar charlestón

10:02

Compartir

El código iframe se ha copiado en el portapapeles

<iframe src="https://cadenaser.com/embed/audio/460/078RD010000000008471/" width="100%" height="360" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

Gijón

Cada una de sus iniciativas se ha hecho viral. Pero su único objetivo es hacer más llevadero el confinamiento de los vecinos de Noreña, especialmente en el caso de los niños. Así que después de leer cartas de Pikachu, patrullar en compañía de Olaf o llevar un mensaje de Harry Potter, el policía local Raimundo García Cuesta sigue proponiendo iniciativas. Ya tiene reservada una sala en el museo Guggenheim de Nueva York con los dibujos que van realizando los niños de la localidad y ha retado a todo el pueblo a un curso de cuatro días de charlestón, en homenaje "a los tres grandes: Frank Sinatra, Julio Iglesias y Tino Fombona", vecino este último de 88 años de Noreña.

"Nos queda muchísimo por hacer", comenta Raimundo, cuya iniciativa está avalada  y aplaudida por todos los vecinos, pero también por el propio Ayuntamiento. La propia alcaldesa de Noreña realizó las consultas pertinentes para confirmar que no había ningún problema para realizar estas iniciativas durante el estado de alarma. Y son los propios concejales, además de los compañeros de la Policía Local, los primeros en aportar ideas para que Raimundo las lleve a cabo. "Es una labor de equipo", explicaba esta semana el agente en los micrófonos de Hoy por Hoy Gijón, admitiendo que "nos queda muchísimo por hacer".

El objetivo no es solo entretener, sino también concienciar a la población y que el mensaje llegue a los niños. "Desde un principio lo quisimos hacer desde el más absoluto respeto a la gente que está sufriendo. No dejamos de ser una patrulla de policía que, en un momento dado, difunde los mensajes de confinamiento pero echándoles un poco de sal y tratando de arrancar una sonrisa. Transmitimos la necesidad de seguir con el confinamiento. No hay algaradas, no hay fiesta...", explica Raimundo, que admite que "desde el coche patrulla se nota el cansancio del confinamiento" y al que se le encoge el corazón cuando recibe mensajes como el de una niña a la que el otro día le felicitaron el cumpleaños. "Nos dejó un mensaje en Facebook diciendo que había sido el mejor cumpleaños de su vida. Después de cinco semanas confinada, es increíble".

La respuesta de sus vecinos anima a Raimundo y sus compañeros a seguir echándole ese punto de sal al duro momento que atraviesa la sociedad.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad