Domingo, 27 de Septiembre de 2020

Otras localidades

Estado de alarma

La Policía irrumpe en una parroquia de València mientras ocho fieles rezaban

El prior de la congregación aclara a la SER que "no hay nada" que impida a los fieles ir a su parroquia a orar

Parroquia de San Isidoro Obispo, en València, donde se continúan celebrando rezos durante el estado de alarma

Parroquia de San Isidoro Obispo, en València, donde se continúan celebrando rezos durante el estado de alarma / Google Maps

Dos agentes de la Policía irrumpieron en la parroquia de San Isidoro Obispo de València, cerca del barrio de Benimaclet, mientras ocho fieles oraban durante el Domingo de Resurrección. Los hechos ocurrieron a las ocho tarde y, según explica el prior de la congregación, entraron "a mitad del rezo" y "armados" en un lugar que, recuerda es "sagrado" e "inviolable". En ese momento se estaba rezando el Rosario, por lo que el párroco instó a los agentes a que se esperaran a terminar la oración para poder hablar con él.

Una vez acabó el rezo, los agentes recordaron al prior que el estado de alarma prohíbe las misas o cualquier tipo de actividad en las iglesias, pero el cura considera que no es así, y que "nada impide" rezar en un lugar de culto siempre y cuando se garanticen las medidas de seguridad. De hecho, el prior Salvador Villota explica a la SER que solo habían alrededor de ocho personas en el templo, que tiene capacidad "para más de setecientas", por lo que estaban distanciados y sin tocarse.

La Policía Nacional decidió no imponer ninguna sanción a los presentes y una vez acabó la oración todos se dirigieron hacia sus casas, cumpliendo con el confinamiento que impone el estado de alarma. Los agentes, eso sí, advirtieron al prior de que la próxima vez que se produjera un hecho similar, estudiarían imponer sanciones contra él. Sin embargo, él considera que no está incumpliendo ningún tipo de ley y su parroquia continúa abriendo al público cada día para aquellos fieles que quieran acudir a rezar.

"Nosotros continuamos", asegura el prior, que aclara que cada tarde acude un número distinto de personas, hasta un máximo de doce, y siempre cumpliendo con la distancia interpersonal de dos metros y con la prohibición de tocarse. En una carta abierta que ha publicado Villota, pide que se puedan abrir todos los templos para rezar ya que "España tiene que hacer un serio examen de conciencia" y argumenta que Dios necesita "a la humanidad entera en estos momentos" para poder "salvarnos".

Arzobispado de València

Desde el Arzobispado de València, el pasado 14 de marzo, tras la declaración del estado de alarma, se publicó un comunicado en el que el Cardenal Arzobispo de Valencia, Antonio Cañizares, suspendió "las celebraciones públicas de la Santa Misa con fieles en todas las iglesias". El Arzobispo también recomendó a los sacerdotes mantener las eucaristías "en privado" y pidiendo "la erradicación de la pandemia". Sin embargo, el comunicado nada dice sobre las oraciones ya que, como recuerda el prior de esta parroquia, lo que hacían era "rezar el rosario".

Según el Boletín Oficial del Estado, en su decreto por el que se impone el estado de alarma, "la asistencia a los lugares de culto y a las ceremonias civiles y religiosas, incluidas las fúnebres, se condicionan a la adopción de medidas organizativas consistentes en evitar aglomeraciones de personas". Sin embargo, limita la circulación de personas a la adquisición de productos de primera necesidad, la asistencia a establecimientos sanitarios, al lugar de trabajo o a la asistencia a mayores.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?