Últimas noticias Hemeroteca

Lunes, 25 de Mayo de 2020

Otras localidades

Monjas

El confinamiento en la vida de clausura

"No vivimos en este mundo, pero estamos en él y sentimos las mismas dolencias", asegura en Radio Bilbao la madre abadesa de las Clarisas Capuchinas

Sor Esperanza tiene 52 años y 35 de vida religiosa. Es la madre abadesa del convento de las Clarisas Capuchinas de Basurto. De origen mexicano, está al frente de un monasterio en el que viven siete hermanas más (de Kenia, de la India "y la única española, de 93 años, que lleva ya meses en cama"). Su vida es contemplativa, pero eso, nos reconoce Sor Esperanza, no las aleja del drama del coronavirus. "Nos repercute", dice, "porque aún estamos en el mundo, no vivimos en el mundo, pero estamos en él, sentimos las mismas dolencias".

Nos asegura la madre abadesa Sor Esperanza que están informadas y actualizadas porque escuchan la radio y se conectan a Internet. Agradecen la solidaridad de sus vecinos que se han interesado por su estado, ahora que han cerrado también el obrador. Les hacen la compra y se la dejan en la puerta y se preocupan por sus necesidades. En este tiempo de pandemia su tiempo de oración, mantiene la madre abadesa, se ha multiplicado y alcanzan las nueve o diez horas.

Pide Sor Esperanza a la ciudadanía "que no se canse de estar así", refiriéndose al confinamiento porque "esto pasará". Asume que el hecho de que ella pida por nosotros/as pueda no dar consuelo, pero tiene claro que "Dios tendrá su momento para dárnoslo".

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?