Viernes, 27 de Noviembre de 2020

Otras localidades

Coronavirus Covid-19

La tranquilidad de Gramedo

Vecinos de esta población, aneja de Muelas de los Caballeros, transmiten un ánimo positivo para conllevar el confinamiento

Una calle de Gramedo, con una vecina limpiando la puerta de su casa.

Una calle de Gramedo, con una vecina limpiando la puerta de su casa. / CADENA SER

Gramedo es una de esas poblaciones de Zamora en las que, seguro, la mayoría no sólo no han pisado por allí, sino que ni siquiera saben que existe, ni sabrían ubicarla en el mapa. Pero Gramedo está ahí. Es un anejo de Muelas de los Caballeros, aunque está más cerca de Espadañedo. Un pueblo corriente, similar a los del entorno, que cuenta con menos de una veintena de personas en la actualidad. Incluida alguna familia a la que el estado de alarma pilló en el pueblo, y ahí se han quedado.

Es el caso de Josefina. Es la única persona que encontramos en la calle al llegar a Gramedo, más o menos en la mitad del pueblo... Está con las faenas diarias de la casa. Barriendo la puerta de su vivienda. Y lo primero que nos dice es que están bien, felices y cumpliendo con las normas del confinamiento. Evidencia que es una persona positiva, sin problemas y con buena imagen de sus vecinos. Nos dice que viven habitualmente en La Bañeza y el teléfono es su único contacto con la familia que dejaron allí.

Como ya no hay ni un alma más por la calle, nos acercamos a una vivienda donde nos reciben los ladridos de un perro, un labrador, de carácter afable y que desea aprovechar el primero que pasa por allí para dar un paseo con una desgastada pelota de tenis en sus fauces.

Su dueña es Emilia. Y el perro (en este caso es una perra) es casi su única distracción de la rutina diaria en casa. Reconoce que aunque en el pueblo no hay casos de coronavirus, está algo asustada por lo que está ocurriendo en el mundo.

Y transmite que en Gramedo viven ahora como vivían sin coronavirus: mantienen todos los servicios de suministros que pasan habitualmente por el pueblo y, mientras eso ocurra, están tranquilos y felices en su España Vaciada. “Estamos mejor que en la ciudad. Cuantos de la ciudad querrían estar aquí”, expresa… Aunque también cuenta que sus hijos están confinados en Valladolid y que la videoconferencia es su contacto diario, hasta que esto se acabe.

Unas viviendas más allá, Benita responde a la llamada en su puerta. Es una mujer mayor que nos cuenta que lo pasan bien encerrados, aunque le gustaría salir a andar un poquito. Su salud necesita de ciertas atenciones y medicación. Y aunque el médico no va, al menos sí le llevan las cosas de la botica a casa y le ponen las inyecciones cuando las necesita. Pero su cita con el hospital tendrá que esperar. Si bien acaba reflexionando que casi mejor, porque “lo mismo va una a apañar lo que no ha perdido allí”.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?