Sociedad

CEOE-Tenerife estima que el paro se dispare en Canarias hasta el 39%

El PIB descendería un 25 por ciento en 2020 y la normalidad macroeconómica no llegará hasta 2022

El presidente de CEOE-Tenerife, José Carlos Francisco y el director de Corporación 5, José Miguel González, en la presentación del informe de coyuntura económica correspondiente al primer trimestre de 2020 / CEOE-Tenerife (CEOE-TENERIFE)

Tenerife

La normalidad macroeconómica volverá a Canarias en 2022. Es una de las principales conclusiones que ha puesto de manifiesto la CEOE-Tenerife tras presentar el Informe de Coyuntura Económica del I Trimestre de 2020. Esa “normalidad”, sin embargo, “nos situará a niveles, si acaso, de diciembre de 2019”, ha dicho el presidente insular de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales, José Carlos Francisco.

La patronal vislumbra tres escenarios derivados de la crisis sanitaria y sujetos a una respuesta político económica no efectiva. Según el director de la consultora Corporación 5, José Miguel González, el primer pronóstico, de ensueño, apunta a que en ocho semanas se reactive la actividad económica con una caída del PIB de Canarias de entre el 6 y el 10 por ciento y un aumento del paro con techo en el 27 por ciento. Este es un augurio “imposible”, ha asegurado el economista.

El segundo panorama, la “probable realidad” según los expertos, contempla seis meses de inestabilidad en la actividad productiva con pérdidas de entre 9.200 y 13.900 millones de euros. En este caso, el PIB descendería entre un 20 y un 30 por ciento y el desempleo escalaría hasta afectar a más del 35 por ciento de la población. Además, entre el 40 y el 60 por ciento de la economía resultaría afectada.

“Probablemente lo que va a ocurrir es que el Producto Interior Bruto caiga un 25 por ciento”, ha afirmado Francisco, que suma para este 2020 una tasa de paro fijada en el 39 por ciento. Además, la CEOE-Tenerife garantiza que el impacto socioeconómico de la Covid-19 será “mayor que la media española, en torno al doble, y, a su vez, que la europea.

Preguntado por la incidencia económica de una segunda ola de contagios, el presidente insular ha aseverado que la perspectiva continuaría en el segundo escenario pro en su cara más dura, con un paro que alcanzaría al 43 por ciento de la población y un descenso del PIB del 30 por ciento.

En este sentido, González ha asegurado que se trata “de un baño de realidad” que debe conllevar respuesta política. Para la CEOE, las decisiones a tomar (en plena negociación del Pacto por la Reactivación Social y Económica de Canarias) pasan por las medidas paliativas que ofrezcan liquidez a las empresas, la prórroga de los ERTEs “hasta final de año” y un endeudamiento a largo plazo de, al menos, 500 millones de euros.

En cuanto al tercer panorama, el de “aislamiento y decadencia”, la patronal asegura que se daría tras 10 meses de actividad cero con un descalabro del PIB que podría alcanzar el 50 por ciento, pérdidas de ingresos de hasta 885 millones de euros y una tasa de paro que rozaría el 60 por ciento.

La situación económica de las familias

Aunque la CEOE estima que la tasa de población activa se mantenga y apunta a una situación financiera “mejor” de las empresas y las familias, “la crisis será más corta pero más intensa” que la de 2008, ha incidido González.

Al respecto, ha asegurado que el endeudamiento de estos actores en 2010 se situaba en torno a los 55.000 millones de euros, mientras que en la actualidad roza los 30.000 millones. “La crisis será más corta pero más intensa” que la de 2008, ha incidido González, por lo que los esfuerzos deben tener un resultado a “corto plazo”.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad