Últimas noticias Hemeroteca

Viernes, 29 de Mayo de 2020

Otras localidades

Las adversidades de los vendedores ambulantes para volver al trabajo

Los mercados y mercadillos al aire libre podrán reabrir a partir de este lunes con un 25 por ciento de los puestos y dependiendo exclusivamente de los clientes locales

Mercadillo de Teguise

Mercadillo de Teguise / Ayuntamiento de Teguise (Ayuntamiento de Teguise)

Los mercados y mercadillos que desarrollan su actividad al aire libre podrán reabrir al público a partir de este lunes, 11 de mayo, conforme a la orden del Ministerio de Sanidad que flexibiliza las restricciones del estado de alarma en consecuencia con las provincias que entran en la fase I de la desescalada.

La decisión de reapertura recae sobre los ayuntamientos, que, en caso positivo, deberán trasladar su intención a la Consejería de Sanidad. En cualquier caso, se deberá dar preferencia “a aquellos productos alimentarios y de primera necesidad” así como procurar que los bienes comercializados no sean manipulados por los clientes.

El BOE apunta que “en todo caso, se garantizará una limitación al 25 por ciento de los puestos habituales o autorizados y una afluencia inferior a un tercio del aforo habitual”. Además de establecer requisitos de distanciamiento entre puestos, trabajadores, clientes y viandantes, los consistorios podrán ampliar la superficie de los mercados para el desarrollo seguro de la actividad.

Para los vendedores ambulantes, la vuelta al trabajo ni si quiera se contempla a corto plazo, según asegura Yoya, una artesana de la isla de Lanzarote que desarrolla su actividad en el mercadillo de Teguise, uno de los más grandes de Europa con 400 puestos cada domingo y una afluencia de “unas 10.000 personas”. “Entre los puestos va a haber una distancia de seguridad de dos metros y, en frente, hasta seis metros (…) los mercados pequeños quizá puedan adaptarse a las normas y funcionar poquito a poco, pero no los grandes”, apunta la comerciante.

Respecto a los dos meses de parón económico, Yoya se muestra agradecida por las prestaciones concedidas a los autónomos por parte del Estado y el Gobierno de Canarias durante el estado de alarma: “Cuando se acabe no sabemos qué vamos de hacer, pero mientras tenemos esa ayuda y no se nos cobra la Seguridad Social, o a los que se les ha cobrado se les va a devolver, así que es de agradecer”.

Con una actividad esencialmente dependiente del turismo y acostumbrado a un tren de guaguas repletas de viajeros que llegan cada fin de semana a los mercadillos, los vendedores auguran que “el plazo que muchos nos damos es el año que viene, aunque puede que en otoño empiecen a venir, pero el turismo de un montón de gente no va a pasar”.

A grandes males, grandes soluciones y los comerciantes ya han comenzado a reinventarse activando páginas web empresariales y vendiendo sus productos online: “estamos adaptándonos a los tiempos, pero no va a ser fácil, va a haber un gran drama en el sector”, concluye. 

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?