Sábado, 26 de Septiembre de 2020

Otras localidades

Coronavirus Covid-19

Investigan al Arzobispado de València por saltarse el estado de alarma durante la fiesta de la Virgen

La Policía Local de València prepara un informe para aclarar por qué tras la misa en honor a la Patrona de la ciudad se han abierto las puertas para mostrar la imagen a un grupo de personas que estaba en la plaza de la Virgen

El Arzobispado asegura que no ha incumplido el estado de alarma y lamenta "la manipulación y las acusaciones que se han vertido desde algunas autoridades públicas sin contrastar la veracidad de los hechos"

Momento en el que se abren la puertas de la Basílica para mostrar la imagen de la Virgen a la gente que estaba en la plaza durante la celebración del día de la Patrona de València

Momento en el que se abren la puertas de la Basílica para mostrar la imagen de la Virgen a la gente que estaba en la plaza durante la celebración del día de la Patrona de València / Gil María Campos @vgutierrezVLC (AVAN)

Polémica en este día de la Patrona de València, de la Virgen de los Desamparados. Según ha sabido la Cadena SER, la Policía Local ha abierto una investigación para tratar de aclarar por qué esta mañana el Arzobispado ha abierto las puertas de la Basílica de la Virgen para mostrar la imagen de la Mare de Déu a una plaza donde había congregadas unas 200 personas, según ha afirmado a la Cadena SER, el concejal de Seguridad Ciudadana del Ayuntamiento de València, Aarón Cano.

Aunque a esa hora había presencia de agentes de la Policía Local en la plaza de la Virgen no se ha identificado a ninguno de los asistentes, aunque, según asegura el edil, se va a elaborar un informe que se elevará a las autoridades pertinentes porque lo ocurrido esta mañana “ha sido cuanto menos irregular”. Cree además que “estaba premeditado”.

El concejal afirma que una institución importante en la ciudad como es la Iglesia debería dar ejemplo a la ciudadanía que lleva confinada desde hace dos meses. Deberían ser “referentes en la responsabilidad que exige la crisis sanitaria que atravesamos”.

Cano pregunta qué se diría si otras instituciones, por ejemplo deportivas, animasen a sus seguidores a acudir en masa a presenciar los entrenamientos. Cree que con actos como el de esta mañana se legitiman actitudes como las que se han visto en los últimos días, de demasiada gente que ha relajado su confinamiento y que no guarda la distancias. “Algo que podemos pagar caro”, ha sentenciado el concejal de Seguridad Ciudadana.

La Basílica muestra la Virgen de los Desamparados / AVAN (Europa Press)

Nada premeditado, según el Arzobispado

Pero el Arzobispado de Valencia que dirige el cardenal Antonio Cañizares asegura que la celebración de la festividad de la Virgen se realizó cumpliendo estrictamente con las indicaciones de las autoridades sanitarias, que no se produjeron aglomeraciones y que el comportamiento de los asistentes fue ejemplar. Lamenta "la manipulación y las acusaciones que se han vertido desde algunas autoridades públicas sin contrastar la veracidad de los hechos".

El Arzobispado sostiene que no se ha incumplido el estado de alarma. Que ayer, como cualquier día desde el 14 de marzo, en la Basílica se cumplió con el aforo y todas las medidas de seguridad establecidas. Tampoco ha habido excepción por la festividad de la Virgen, que se celebró en una única Misa a puerta cerrada sin presencia de fieles. Al terminar, la imagen peregrina fue orientada hacia la Plaza de la Virgen, sin que abandonara en ningún momento el interior del templo y sólo durante el tiempo que sonó el himno regional.

En la plaza, asegura el Arzobispado, estaban miembros de Cruz Roja y tres unidades de la policía local, que han recordado a los presentes que debían mantener la distancia marcada por las autoridades sanitarias. Terminado el himno, las puertas de la Basílica se han cerrado y el templo ha abierto en el horario habitual de 11:00 a 13:00 y de 17:00 a 19:00, cumpliendo estrictamente las medidas autorizadas de las autoridades sanitarias.

El PP habla de cortina de humo

Por su parte, en redes sociales, la portavoz del PP en el Ayuntamiento de València, María José Catalá, ha lamentado que "el Día de la Virgen de los Desamparados se utilice como cortina de humo ante la falta de diligencia de la izquierda valenciana y española con los necesarios test que no han hecho, y nos han anclado en la Fase 0".

Catalá cree que durante los últimos días se han visto imágenes en València más preocupantes de concentraciones de personas sin guardar medidas de seguridad. En esos casos, el Gobierno Local y la Delegación de Gobierno, sentencia la edil popular, no parecían tan exigentes con sus responsabilidades.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?