Hora 14 BalearesHora 14 Baleares
Actualidad

El CES augura que la economía balear caerá 22 % y perderá 130.000 empleos

La entidad ha llevado a cabo un "Cálculo del impacto del coronavirus en la economía balear por ramas productivas" que extiende el análisis de los efectos de la crisis sanitaria hasta diciembre

DINERO / cadena ser

PALMA

El Consell Econòmic i Social (CES) de Baleares calcula que la crisis sanitaria del coronavirus supondrá una caída del valor añadido bruto (VAB) balear del 22,2 % este año y la destrucción de unos 130.700 empleos, casi el 26 %.

La entidad ha llevado a cabo un "Cálculo del impacto del coronavirus en la economía balear por ramas productivas" que extiende el análisis de los efectos de la crisis sanitaria de la COVID-19 hasta diciembre, después de haber realizado un estudio preliminar que analizaba la situación del primer semestre.

El CES augura una caída de actividad del 80 % en los meses de julio y agosto en la hostelería, y del 75 % entre septiembre y diciembre.

En la construcción, estima una afectación del 60 % entre julio y septiembre, y un 55 % entre octubre y diciembre; y en transporte y almacenamiento los porcentajes van del 80 % de afectación entre julio y septiembre al 75 % entre octubre y diciembre.

Según el CES, "las caídas son relevantes, y sintetizan una pérdida del VAB insular del orden del 22,2 %" y del empleo de casi el 26 %, según una segmentación que establece que el 77,6 % del VAB balear se corresponde con ramas no directamente turísticas, y un 22,3 % a las turísticas.

Debido a la crisis del coronavirus, las ramas no directamente turísticas experimentan una caída de 2.664 millones de euros, un 40,7 % con efectos directos; y 2.957 millones y el 41,9 % sumando los efectos totales.

En empleos, afectará a 65.917 trabajadores (el 50,4 % de las pérdidas totales de puestos de trabajo que son de 130.713 personas, 34.198 en transporte y almacenes y 30.597 en hostelería).

Los subsectores más afectados en pérdida de puestos de trabajo serán las actividades recreativas y de entretenimiento y reparación de artículos de uso doméstico, con pérdidas de 28.829 empleos; el comercio al por mayor y al por menor y reparación de vehículos con 19.312; las actividades profesionales, técnicas y administrativas con 8.223 puestos de trabajo; la industria y la energía con 4.807 empleos; y la construcción con 2.417 empleos.

El CES califica de "elocuente" el contraste entre las ramas directamente turísticas y las no ligadas al turismo: sumando toda la pérdida de empleo (directos e indirectos), el turismo sufre el 58,05 % de caída total y del 49,5 % del empleo; mientras el resto de actividades caen el 41,9 % y pierden el 50,4 % de puestos de trabajo.

El CES precisa que la previsión sería "en el caso de que las medidas propuestas los gobiernos no se pusieran en marcha".

"La pérdida de puestos de trabajo del orden de 66.000 infiere un golpe enorme en el tejido empresarial, sobre todo de las pequeñas y medianas empresas que son, atendiendo a las ramas productivas trabajadas, las que protagonizan este importante bloque económico", afirma el CES, que puntualiza que la caída de cerca de 3.000 millones de euros en estas actividades "constituye un segundo indicador relevante que enfatiza el problema".

El CES considera que el sector hotelero tendrá "enormes dificultades en el futuro inmediato, si no se aclaran sobre todo las situaciones sanitarias, endógenas y exógenas" y, su capacidad de arrastre, es la que explica efectos negativos sobre el resto de actividades.

El CES advierte de que la política económica deberá hacer frente a esa "dura realidad".

Según la entidad, si bien la economía balear depende en más del 80 % del sector servicios, con una dependencia del turismo "determinante", de manera que las ramas no turísticas pero influidas por él representan el 77,6 % del VAB.

El CES cree "ilusorio" pensar en una diversificación económica inmediata pero indica que los sectores transformadores y de conocimiento son "aspectos importantes a explorar", así como "repensar el turismo" con estudios riguroso, que aporten vías de trabajo para "enlazar las actividades netamente turísticas con las que pueden proporcionar valores añadidos".

El CES formula recomendaciones como que se mantengan las medidas activadas como los ERTE para contener el desempleo y la caída del consumo doméstico.

Reclama inversión pública en todos los sectores económicos para atraer inversión privada y estimular la actividad y creación de empleo, con obras de mejora del tratamiento de aguas residuales un plan de vivienda, y equipamientos públicos que apueste por la rehabilitación y la instalación de energías renovables y aumento de infraestructuras en educación, dependencia y salud.

Propone campañas de promoción de producto local, impulsando la economía de proximidad.

En el ámbito privado, el CES señala la construcción como uno de los sectores que de manera más rápida se puede poner en marcha y con capacidad de generación de unos 20.000 empleos.

Pide agilizar los trámites administrativos en dos ámbitos: licencias en suelo urbano para obra nueva y reformas, también para el sector hotelero, para adaptar sus instalaciones a las nuevas exigencias sanitarias y de prevención; e instalación de placas solares fotovoltaicas, lo que puede generar 8.000 empleos.

Señala la náutica como uno de los sectores recientemente más activos en empleo y la necesidad de promover la formación en todos los sectores

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad