, 14 de de 2020

Otras localidades

Coronavirus Covid-19

"El mundo ha cambiado y tenemos que aprender a adaptarnos"

El psiquiatra Fernando Sarramea cree que es importante prevenir el repunte de los problemas de salud mental que se van a producir cuando pase la crisis del coronavirus, sobre todo entre supervivientes y personal sanitario

Ansiedad, angustia o estrés son algunos de los síntomas que muchas personas están manifestando desde que comenzó la crisis del coronavirus.

En el caso de las personas que padecen una enfermedad mental "esta nueva situación no les va a afectar de igual manera a todos", asegura el doctor Fernando Sarramea, psiquiatra del Hospital Reina Sofia, quien añade que "la enfermedad mental es un saco muy grande, con pacientes muy heterogéneos".

En opinión del doctor Sarramea, los considerados como enfermos mentales graves, "aquellos que sufren psicosis, esquizofrenia, o trastorno bipolar" entre otros, "les está afectando menos que al resto de la población". La explicación, es "porque ya están acostumbrados a la distancia social, a una vida más lenta, a menos responsabilidad laboral y competitividad", lo que, como recuerda Sarramea, les permite a ellos y a sus familias "manejarse bien en estas situaciones".

Sin embargo, otros pacientes, "cuya enfermedad carece de la predisposición biológica de los anteriores" y que sufren ansiedad, cuadros adaptativos, o depresiones relacionadas con el estrés "son más vulnerables", según Sarramea, que recomienda "estar muy pendientes para prevenir recaídas".

Psiquiatria a distancia

Pero ¿cómo atender a un paciente psiquiátrico sin verle la cara? Este es el reto al que se enfrentan ahora estos profesionales obligados a sustituir charlas personales y terapias con sus pacientes por consultas telefónicas. "Para nosotros el lenguaje no verbal es tan importante como una prueba analítica para otras especialidades", explica el doctor Sarramea, quien, no obstante, reconoce que los psiquiatras "nos hemos  dado cuenta de que solo con la voz se pueden transmitir muchas cosas".
Una nueva forma de ejercer la psiquiatría en la que también están jugando un papel fundamental los pacientes "que están colaborando y nos lo están facilitando muchísimo, adaptándose a las nuevas formas de comunicación y demostrando que tienen mucha confianza en nosotros", señala Sarramea.

Secuelas

Fernando Sarramea se muestra convencido de que cuando todo esto pase "va a haber un repunte de los problemas de salud metal en la poblaclión general", aunque cree que "no va a afectar a todos por igual". En opinión de este reputado psiquiatra, que también dirige el equipo de investigación en salud mental del IMIBIC, "los que han sobrevivido a la enfermedad después de días muy duros en el hospital, los que han perdido a un ser querido o los profesionales sanitarios" son lo que lo van a pasar peor, y con los que "hay que estar muy alerta". Sarramea se muestra especialmente preocupado con los médicos, de los que recuerda que "son muy malos para pedir ayuda" y que en muchos casos han vivido "verdaderas situaciones de estrés postraumático".

La clave, saber adaptarnos

El mundo que vendrá después después del coronavirus no será el mismo. Para muchas personas la vida les habrá cambiado drásticamente. Fenando Sarramea cree que "es importante que la gente maneje información realista y que puedan ir adaptándose poco a poco a ese mundo que ya no va a ser igual, pero que no tiene por que ser de pánico".



Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?