Últimas noticias Hemeroteca

Viernes, 29 de Mayo de 2020

Otras localidades

Coronavirus Covid-19

El Gobierno rechaza que Madrid pase de fase porque no está lista la atención primaria

El informe oficial al que ha tenido acceso 'El País' detalla los problemas que persisten en la Comunidad de Madrid y por los que no puede pasar de fase: hay una falta de desarrollo en el plan de detección y seguimiento de casos, límites en la capacidad para hacer PCR y escasez de recursos humanos

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso interviene en el pleno de la Asamblea de Madrid este jueves.

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso interviene en el pleno de la Asamblea de Madrid este jueves. / Pool (EUROPA PRESS)

La Comunidad de Madrid no pasará a la siguiente fase de la desescalada porque, según el Gobierno, su atención primaria no está preparada para hacer una detección rápida eficaz ante un posible rebrote, tal y como recoge el informe oficial al que ha tenido acceso el diario 'El País'. La comunidad había reclamado insistentemente que se hiciera público este informe, de hecho la presidenta Isabel Díaz Ayuso señaló ayer que no descarta tomar acciones legales por lo que considera una "campaña" en contra de su gobierno. 

Así, el informe que está publicado en varios medios, apunta a que Madrid no posee la capacidad para hacer PCR, desarrollo y estabilización de un protocolo y falta de recursos humanos, no solo para contener el virus entre la población general, sino también para hacerlo en las residencias. 

Según la información aportada se están realizando 9.918 PCR/día, en torno al 90% de su capacidad máxima (10.977 PCR/día), por lo que convendría programar una ampliación de esta capacidad ya que podría resultar insuficiente en caso de brote, especialmente bajo la estrategia de diagnóstico exhaustivo de casos sospechosos en atención primaria.

Sanidad constata asimismo que se han realizado numerosas intervenciones en residencias, pero sus mecanismos de activación y coordinación no quedan claramente recogidos.

Según la información aportada, un 20% de las residencias (siendo uno de los principales focos de transmisión y mortalidad) aún no están cubiertas por los sistemas de coordinación asistencial sanitaria desarrollados durante la epidemia.

El informe relata que se está desarrollando un plan integral de desescalada con acciones en diferentes ámbitos, aunque no se especifican las acciones implementadas y las planificadas para la siguiente fase, lo que es importante -advierte Sanidad- para el control de posibles situaciones de riesgo.

También apunta que Madrid hace mención a un plan de recursos humanos, pero no se explican con detalle los mecanismos para garantizar la dotación de profesionales suficientes en toda la estrategia a desplegar ni los procedimientos para asegurar la disponibilidad de materiales para toma de muestras y de equipos de protección individual.

El Ministerio recuerda que la conectividad de la Comunidad en general, y de la capital en particular, es muy elevada, lo que incrementa el riesgo de propagación a los municipios y provincias de su alrededor, elementos que "requieren que se adopte una especial consideración a la hora de realizar su valoración".

Se puede considerar -indica el informe- que la circulación de SARS-CoV-2 en esta comunidad es de nivel moderado, con una incidencia acumulada en los últimos 14 días de 39,74/100.000 habitantes, superior a la del conjunto de España (25,71/100.000).

"Hay que tener en cuenta que esta comunidad ha sido de las más castigadas", llegando a una incidencia acumulada de todo el período de 976/100.000, en torno al doble de la media nacional, siendo uno de los territorios más afectados de España (487,20/100.000).

El informe valora la proporción de positividad de la PCR a nivel hospitalario (incluyendo urgencias), que se ha reducido desde la semana pasada, pasando del 71% al 13%, indirectamente un signo de reducción de la presión por COVID-19.

Se ha puesto en marcha un procedimiento que comienza a ser eficaz en la detección precoz de COVID-19 basado en la toma de muestras en 306 centros de atención primaria, que conviene observar en los próximos días.

La proporción de sospechosos a los que se realiza la prueba diagnóstica se incrementa del 32,9% (626/1.905) al 57,8% (924/1.599) en solo dos días, lo que es necesario asimismo consolidar.

La capacidad máxima de camas es de 72,2 camas de agudos por 10.000 y de 2,8 camas de UCI por 10.000, muy por encima de los mínimos establecidos, por lo que es destacable la capacidad demostrada por la Comunidad.

Simón, sobre la situación de Madrid

El director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, (CCAES), Fernando Simón, ha afirmado este sábado que Madrid ha sufrido una incidencia de la pandemia de COVID-19 de más del doble que la totalidad del resto de España, y aún mayor si se compara con la media del resto de territorios españoles.

En rueda de prensa en el Palacio de la Moncloa, ha detallado que el nivel de hospitalización ha sido muy superior al del resto de España y también el nivel de ingresos en UCI. Ahora, ha señalado, estos han bajado drásticamente por la "capacidad muy buena" de Madrid de poner en marcha unidades extra.

Sin embargo, ha explicado que toda es "presión asistencial" por el volumen de casos ha hecho que sufran la atención primaria y la salud pública, que ahora es lo que se está "reforzando de manera muy buena". Estos aspectos son "la clave de la detección precoz" y es "lo que se está consiguiendo en esta última semana".

Según ha dicho, ese refuerzo se va a "conseguir en pocos días" porque se está haciendo "un esfuerzo tremendo", pero hay "mecanismos" que aún se están "preparando y planificando" y otros que se han puesto en marcha en los últimos días y hay que esperar a que estén "bien consolidados".

Simón ha defendido que para evaluar el cambio de fase no hay que tener en cuenta indicadores aislados, sino sopesarlos todos. "Si elegimos el que está bien o está mal según el interés de cada grupo acabaremos tomando decisiones erróneas" ha justificado.

Así las cosas, ha afirmado que "es muy posible" que la Comunidad de Madrid cambie de fase en el proceso de la desescalada "la semana que viene", aunque todo está aún por analizar y el proceso se evalúa "semana a semana". "Madrid está haciendo un trabajo muy bueno y la evolución de la epidemia es muy buena pero el punto de partida era muy alto", ha señalado.

Preguntado si Madrid plantea riesgo de contagio para todo el territorio, ha señalado que lo que él dijo es que, igual que Barcelona, hay que "considerarla de manera especial" porque son "un nexo de comunicación", lo cual implica mayores riesgos para el resto del país.

Pese a las medidas estrictas de confinamiento, ha señalado, sigue habiendo comunicación y por eso "hay que tener un cuidado especial con lugares como Madrid y Barcelona que son importantes nexos de comunicación".

En cuanto al riesgo que pueda plantear que los madrileños se desplacen a segundas residencias en verano, ha señalado que es pronto para evaluar lo que sucederá porque aún queda tiempo.

La respuesta de Ayuso

La presidenta de la Comunidad, Isabel Díaz Ayuso, ha acusado este sábado al Gobierno central de llevar a Madrid "a la ruina", tras rechazar ayer su petición de pasar a la fase 1 de la desescalada, y ha exigido saber quién ha tomado esta decisión. Ayuso no tenía constancia de este informe de Sanidad y la publicación le ha pillado en plena rueda de prensa. 

"Todo nos va a llevar a un precipicio, a un borde que al final no va a causar más que problemas mayores. Nos tienen rehenes, nos tienen amordazados y al final lo que está habiendo es un recorte de libertades", ha declarado en una videoconferencia con periodistas, desde la Real Casa de Correos, acompañada del consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?