Domingo, 07 de Junio de 2020

Otras localidades

SAN FERNANDO DE HENARES

La Policía, investigada por desalojar una misa en San Fernando de Henares

Un juez de Coslada ha iniciado diligencias contra el Delegado del Gobierno en Madrid, José Manuel Franco, después de que la Policía Nacional desalojase a 6 personas que, sin guantes ni mascarillas, celebraban una misa en la iglesia de San Juan y San Pablo de San Fernando de Henares el pasado 13 de abril.

La Asociación Española de Abogados Cristianos considera que actuaciones como esta "son un abuso por parte del Gobierno, que está utilizando la situación para imponer su agenda laicista".

Celebración religiosa en el interior de una iglesia

Celebración religiosa en el interior de una iglesia / Marta Fernández Jara - Europa Press

Ocurrió el pasado 13 de abril, hace ya más de un mes, durante el pico de la pandemia del covid-19 en España. En la iglesia de San Juan y San Pablo de San Fernando de Henares, un grupo de personas sin material de protección individual celebraba una misa en el interior. La Policía Nacional, al ser informada de estos hechos, accedió al templo y desalojó a los asistentes sin imponer ninguna sanción. Ahora, un juez de Coslada ha iniciado diligencias previas por un posible delito contra los sentimientos religiosos.

Aquel día, cinco personas asistían a la ceremonia católica, además del sacerdote, sin mascarillas ni guantes. Según informa Europa Press, la Policía Nacional consideró en aquel momento que era mejor que terminase la actividad para preservar la salud pública. Algo que no comparte la Asociación Española de Abogados Cristianos, que interpuso denuncia contra el Delegado del Gobierno en Madrid, José Manuel Franco, por un posible delito de "interrupción de culto" recogido en el artículo 523 del Código Penal al considerar que "los policías que llevaron a cabo dicha operación actuaron cumpliendo sus instrucciones".

En el auto, el magistrado señala que el relato de los hechos "hace presumir la posible existencia de una infracción penal", e insta a la Policía Nacional a que informe de la intervención llevada a cabo aquel día en San Fernando de Henares.

Desde la Asociación Española de Abogados Cristianos defienden que el Real Decreto por el que se declara el Estado de Alarma dice, textualmente, en su artículo 11 que "La asistencia a los lugares de culto y a las ceremonias civiles y religiosas, incluidas las fúnebres, se condicionan a la adopción de medidas organizativas consistentes en evitar aglomeraciones de personas, en función de las dimensiones y características de los lugares, de tal manera que se garantice a los asistentes la posibilidad de respetar la distancia entre ellos de, al menos, un metro", y asegura que en el detalle de equipamientos y actividades cuya apertura al público queda suspendida, no se encuentran las iglesias u otros lugares de culto análogos.

En declaraciones a Europa Press, la presidenta de Abogados Cristianos, Polonia Castellanos, sostiene que "estas interrupciones de ceremonias religiosas que han tenido lugar durante el estado de alarma son un abuso por parte del Gobierno, que está utilizando la situación para imponer su agenda laicista".

Contra esta resolución, cabe la interposición de un recurso de reforma.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?