Últimas noticias Hemeroteca

Viernes, 29 de Mayo de 2020

Otras localidades

Móstoles

Uno de los residentes trasladados a Móstoles desde Navas del Rey da positivo en COVID-19

Desde la Consejería de Sanidad, han asegurado a la Cadena Ser que "los cinco llegaron a la residencia de Móstoles con dos PCRS confirmadas negativas, realizadas los días 7 y 11"

Fachada de la Residencia de Mayores Juan XXIII de Móstoles

Fachada de la Residencia de Mayores Juan XXIII de Móstoles / Ayuntamiento de Móstoles

Uno de los residentes trasladados a la residencia Juan XXIII de Móstoles, desde la residencia privada Los Jardines de Navas del Rey ha dado positivo en COVID-19, según fuentes del ayuntamiento mostoleño. También aseguran que se han hecho test al resto de residentes trasladados y están pendientes de los resultados. Las pruebas se las realizaron este lunes a todos en la residencia, pero uno de los residentes, tenía fiebre y fue trasladado al hospital.

Al respecto, desde la Consejería de Sanidad, han asegurado a la Cadena Ser que "los cinco llegaron a la residencia de Móstoles con dos PCRS confirmadas negativas (realizadas los días 7 y 11)". También confirma que ya en Móstoles se les hizo una tercera PCR el lunes 18. Tres salieron negativos, "permanecen de todas formas en seguimiento por el Servicio de Geriatría del H. Móstoles y en aislamiento en la residencia de Móstoles, uno ha dado positivo (permanece en el H. de Móstoles) y otro fue trasladado a la Fundación Jiménez Díaz.

El Ayuntamiento de Móstoles había denunciado ante el juzgado de guardia la situación de "abandono" y el estado "deplorable" de los cinco mayores trasladados a la residencia municipal de Juan XXIII, procedente de un centro privado de Navas del Rey, una de las regiones más golpeadas por el coronavirus.

El Consistorio ha relatado que, ante esta situación de los ancianos, se levantó un acta de Policía Municipal donde exponía que los cinco trasladados estaban "muy sucios, con fuerte olor a orín, muy cansados, con hambre y sed, llevaban levantados desde las 6.30 horas de la mañana y solamente habían ingerido un café".

Su estado, según los trabajadores de la residencia que les recibieron y los miembros de Cruz Roja, que realizó el traslado, era "deplorable", ha enfatizado el Consistorio. Tras levantar acta policial y por parte de los Servicios Sociales, se procedió a presentar la denuncia ante el juzgado de guardia.

El Ayuntamiento de Móstoles ha asegurado que esta derivación se hizo, a su juicio, "sin previo aviso" y entiende que la Comunidad de Madrid ordenó ayer ingresar "de modo dictatorial" a estos ancianos en la residencia municipal.

El Consistorio ha recalcado que solo media hora después de una llamada telefónica informando del traslado, una ambulancia de Cruz Roja se presentaba en la residencia con cinco personas "sin ningún informe médico, ni documentación que les identificase, ni ningún documento que certificase que estas personas estuviesen libres del virus".

"Solo traían consigo una hoja manuscrita casi ilegible y con tachones en la que se recogía la medicación que necesitan", ha apuntado la corporación municipal.

Móstoles ha asegurado que "siempre ha mostrado la mano tendida para colaborar" con la Comunidad de Madrid en "lo que sea necesario para garantizar el bienestar de los mayores", pero lo único que exigía es que se ofrecía información sobre su estado de salud para preservar la seguridad de los ingresados y la del resto de mayores de la residencia municipal, que actualmente está libre de Covid-19.

Aparte, y como manifestó la alcaldesa Noelia Posse, en una carta dirigida al Ejecutivo autonómico, se reclamó dotar a la residencia de Juan XXIII "de material y personal suficiente" para ofrecer esa atención.

Una petición que la regidora, preocupada por la grave situación vivida este sábado en la residencia municipal, volvió a trasladar ayer a los consejeros de Sanidad y al de Políticas Sociales, Enrique Ruiz Escudero y Alberto Reyero, respectivamente y comunicó también a los grupos municipales en una junta de portavoces "urgente".

"Por encima de la ideología está la vida de las personas y es nuestra obligación velar por los más vulnerables como son nuestros mayores y dependientes no vamos a frenar a iremos donde haga falta para defender la dignidad de estas cinco personas que por humanidad hemos acogido", ha asegurado Posse.

Previamente y en redes sociales, la alcaldesa ha apuntado que "tras semanas de presiones recibidas por parte de la Comunidad de Madrid" finalmente se produjo esta derivación avisando "con nocturnidad" y cuando los ancianos estaban de camino "como si no se tratara de personas".

"En poco más de media hora teníamos esperando en la puerta de nuestra residencia cinco ancianos con escasas pertenencias, pero con sus ojos llenos de miedo y tristeza. Al mirarlos te das cuenta de la absoluta dejadez a la que han estado sometidos, completamente descuidados", ha desgranado Posse.

Al respecto, desde la Consejería de Sanidad han explicado a Europa Press que la residencia de origen tiene supervisión médica por parte de servicios de Atención Primaria y el Hospital Rey Juan Carlos y que los cinco residentes trasladados a Móstoles cuentan con PCR negativo de coronavirus.

Mientras, desde la Consejería de Políticas Sociales han señalado que el traslado se ha acometido para que estén dentro del mismo área que el geriatra de referencia y que se contactó con el Consistorio de Móstoles para conocer cuántas plazas libres contaban en su residencia.

En consecuencia, muestran sorpresa ante la reacción de la alcaldesa aludiendo a que no se le había informado cuando ha habido contactos respecto a poder realizar este traslado.

La Consejería de Políticas Sociales de la Comunidad de Madrid ha hecho una inspección para ver exactamente lo que ha sucedido con el traslado el pasado sábado de cinco mayores procedentes de la residencia privada Los Jardines, de Navas del Rey, hasta el centro Juan XXIII de Móstoles.

El vicepresidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio Aguado, se ha referido a este asunto tras después de reunirse con las principales asociaciones del sector del comercio de la Comunidad de Madrid para analizar la entrada en la nueva fase del plan de desescalada (entre la 0 y la 1).

"Siempre se va a intentar velar al máximo por la seguridad, la higiene y la correcta manutención de los mayores", ha subrayado Aguado, quien ha precisado que ayer se trasladó un equipo de la Consejería de Políticas Sociales para ver exactamente lo que había sucedido y, a partir de ahí, elaborarán un informe y explicarán qué ha sucedido exactamente.


Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?