Últimas noticias Hemeroteca

Viernes, 29 de Mayo de 2020

Otras localidades

Un asintomático responsable

El coordinador de Acción Social del Ayuntamiento de Aranda, Elías Tristán, dio positivo en coronavirus pese a no tener ningún síntoma

Desde un principio ha mantenido todo tipo de precauciones, que habrán prevenido muchos contagios

Concejalía de Acción Social

Concejalía de Acción Social / Cadena SER

En tiempos de pandemia, y en una concretamente tan excepcional como es el coronavirus, es indispensable rastrear los focos de contagio para evitar su propagación. La tasa de contagio se ha reducido drásticamente y la situación parece estar más controlada, aunque concretamente los datos de la Ribera del Duero preocupan y mucho. Uno de los peligros que conlleva este virus es que haya gente que lo porte y transmita sin ser consciente de ello por no manifestar síntomas. Es el caso de Elías Tristán, coordinador de Acción Social en el ayuntamiento arandino.

Este miércoles, en los micrófonos de la SER, ha contado su caso. "No me he enterado, he tenido control y precaución en todo momento, ni sé las veces que me he lavado las manos... Pero no he sido consciente de que tenía el virus y eso que me controlaba constantemente de lo que salía y entraba en casa, me he tomado días la temperatura hasta quince veces por prevención, por eso no me lo esperaba", argumenta.

Citado el pasado lunes en las instalaciones del Parque de Bomberos por su concejala, Tristán descubrió en el análisis que estaba en la fase final de la enfermedad. "Me temblaba todo, el miedo que me daba era transmitirlo, pensar con cuánta gente me había juntado y a la que podría haber contagiado, pero por eso tenía cuidado en todo aún cuando no sabía que lo tenía", afirma.

Sobre la reacción de la mente al recibir una noticia de estas características, Tristán también ha compartido su percepción. “Basta que ahora te quedes frío en un momento, para pensar algo raro… Yo he pensado veinte mil historias, sigo con la rabia de la gente que no se ha podido despedir de sus familiares, y eso de no poder abrazarse crispa pero tengo esperanzas, aunque también me crispa ver a gente a deshoras incumpliendo las normas", detalla.

Y es que su responsabilidad probablemente ha evitado muchos contagios. Por eso, aunque acabe ya con la enfermedad reitera que "seguiré llevando mi mascarilla y teniendo el máximo cuidado",  recordando la importancia "de ser solidarios y coherentes, hemos de ir todos en la misma línea".

Tristán, hablando ya extrictamente de lo que el ámbito laboral le afecta, se congratula de la implicación de los políticos locales a la hora de aprobar las ayudas sociales que se han firmado en los últimos días. Porque como alega el coordinador de Acción Social, "lo preocupante no son las familias que ahora no están pudiendo ir a una terraza a tomarse algo con compañía, sino las que tampoco puedan hacerlo cuando todo esto haya pasado".

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?