Últimas noticias Hemeroteca

Martes, 02 de Junio de 2020

Otras localidades

Carnaval de Santa Cruz

Salvar el concurso de murgas

Algunos grupos ya piensan en fórmulas como suprimir la final, cantar únicamente dos temas o actuar cada una ante su afición para no verse abocadas a cancelar la edición de 2021

El Recinto Ferial, durante una final de murgas.

El Recinto Ferial, durante una final de murgas. / Cadena SER

Salvar el concurso de murgas. Aún es pronto para saber cómo se recuperará la sociedad canaria de la crisis del coronavirus, pero muchos grupos críticos ya avisan de las muy severas dificultades que tendrán para mantener vivo el certamen más esperado del Carnaval chicharrero.

La mayoría de los colectivos murgueros proponen esperar "a ver qué pasa", pero ya avisan de que será casi imposible preparar cuatro temas "si no se puede ensayar con normalidad". La expansión del virus y sus secuelas lo han cambiado todo. Y muy probablemente también obligarán a agudizar el ingenio -y posiblemente a buscar otro formato- para el concurso que llena las gradas cada año desde el mismo momento que se ponen las entradas a la venta.

El primer sondeo realizado por Radio Club Tenerife entre diferentes murgueros de referencia ofrece varias conclusiones: hay murgas que quieren "hacer todo lo posible" por salir a cantar y salvar cuantas dificultades se les presenten; cobra fuerza la opción de prepararse uno o dos temas, no cuatro; y para evitar las restricciones de aforo hasta algunas proponen que cada grupo cante para sus más fieles. Y que no haya final. Si no hay fútbol con público, mucho menos creen que vaya a permitirse un Recinto lleno hasta los topes. Desde la convicción de que aún es pronto, conviene prestar suma atención a las reflexiones de los murgueros chicharreros.

Primi Rodríguez (Bambones): "Es labor del Ayuntamiento ponerse a trabajar... y ya se les ha hecho tarde"

"Lo primero que hay que mirar es cómo será el Carnaval de 2021. A día de hoy y si las circunstancias fuesen las actuales, no podría haber Carnaval de ninguna manera. No podríamos juntarnos, no podría haber murga... Cuando llegue septiembre, veremos qué se puede hacer. Lo que yo pienso es que deberían planear desde ya la opción de un Carnaval al 50% o un Carnaval diferente, y empezar a estudiar qué se podría hacer", afirma el director de Los Bambones.

"La alternativa sería un Carnaval para la televisión; o un concurso que no fuera para 7.000 personas y sí para 3.500, pero todo hay que preverlo. Debemos ponernos también en la peor de las situaciones para planificar las diferentes opciones. Sería bueno ofrecer una batería enorme de ideas, cada uno la suya, y elegir al final la mejor. Podríamos hacer un concurso solo para televisión en un set, hacer una canción nada más... A partir de un montón de ideas que podamos tener todos, estaría bien que se planifique ya. Y que miremos cómo hacer los ensayos, por ejemplo", sugiere.

"La peor situación posible sería un Carnaval descafeinado o solo de grupos. Es labor del Ayuntamiento y ya se les ha hecho tarde. Por ejemplo, la Liga de fútbol sí que empezó a trabajar con antelación y pronto se van a reanudar las competiciones".

Juanca López (Trapaseros): "A lo mejor toca cambiar el formato: un tema en fase y otro en final"

"El principal hándicap es el factor tiempo. Aún no sabemos si habrá rebrote o cuándo habrá vacuna. Según como esté la situación, veremos qué se puede hacer. A día de hoy, parece claro que no se van a realizar eventos con público en todo lo que queda de 2020. Y tampoco parece que podamos disfrutarlos a inicios del 21", dice Juanca desde Los Realejos.

"A lo mejor llega septiembre y no podemos meternos en un local a ensayar; ese es el primer inconveniente. Afortunadamente, sí tenemos tecnología para preparar los temas de otra manera. Dicho lo cual, a lo mejor habría que cambiar el formato: un tema en fase y otro en final; o suprimir la final. Es algo que debemos tener en cuenta", agrega.

"Y si la cosa pinta muy mal y se da un rebrote del virus, probablemente habría que cancelar los concursos y también el Carnaval. Es un asunto complicado. Ya lo hemos hablado los componentes del grupo y es un asunto que nos preocupa, claro".

Yone Expósito (Trabachones): "Por tradición y cultura, lo que no podemos permitir es que se cancele todo"

"Si la situación mejora, algo se podría hacer. Pero estamos supeditados a que no haya un rebrote o un repunte en el número de contagiados. Veremos si la solución es ensayar solo dos temas o hacer tan solo una exhibición de murgas, no un concurso", dice el director de la novel Trabachones.

"Otra solución de la que se habla mucho estos días es que cada murga cante para su afición; y que se abra el Recinto para que así fuera. Luego se puntuarían las mejores y se asignarían los premios. Pero habría que ver cómo están las cosas en ese momento y ver si nos lo permiten. Así se salvaría el concurso. Yo estoy a favor de que se celebre algo, aunque sea simbólico. Lo que no debemos hacer es cancelar todo por completo; por una cuestión de tradición y cultura, tiene que haber Carnavales. Si no es en la calle o en el Recinto, que sea de alguna manera", propone Yone.

"Ahora mismo está todo en el aire. He oído propuestas, hasta de concursos 'on line'; y otras más realistas como un concurso para la televisión o a puerta cerrada. Veremos cómo cambia la situación de aquí a febrero, pero la gente no va a dejar morir el Carnaval. Y deberíamos ir todos en esa línea", subryaa.

Pablo Afonso (Presidente del Premio Criticón): "A lo mejor hay que instalar pantallas gigantes por la limitación de aforo"

"Todo dependerá de que tengamos Carnaval o no. Es muy difícil predecir qué va a ocurrir de aquí a septiembre, que es cuando empiezan los grupos a ensayar. Si hay ensayos, tendremos concurso y además con cierta normalidad. Pero si el problema persiste y lo arrastramos hasta el siguiente año, lo más lógico es que el Ayuntamiento tome medidas", declara el presidente del prestigioso Criticón.

"A mi entender, el concurso deberían hacerlo en tres o cuatro preliminares y luego una final. Mi propuesta es que sea con limitación de público, con controles en los accesos y con la instalación de pantallas gigantes en el exterior del Recinto para que el concurso llegue a más gente", apunta.

"Por supuesto debe haber cambios en el formato, por ejemplo si se mantiene la final que se reduzca el número de finalistas. Hay que apostar por una final más corta y pensada también para el consumo por televisión", dice Afonso.

Tomy Carvajal (Diablos Locos): "Molestaría mucho la cancelación, pero la salud está por delante de la fiesta"

"Soluciones hay miles, pero que sea una que queremos todos, pues muy pocas. Todo dependerá de la evolución de la situación complicada en la que nos encontramos, ya que no podemos arriesgarnos a nada", afirma el nuevo director de Los Diablos Locos.

El hijo del incombustible Masi se manifiesta con absoluta claridad. "Molestaría mucho a los murgueros porque es la época del año que todo carnavalero desea que llegue, pero lo primero es la salud y está por delante de cualquier fiesta", afirma.

Carvajal, según dice, no termina de estar muy convencido de las soluciones telemáticas ni de la opción que cada murga cante solo para su afición.

Manolo Peña (Los Mamelucos): "Nosotros tenemos ideado un plan A, un plan B y hasta un plan C"

"De alguna manera o de otra, la Asociación Mamel's va a participar en el Carnaval con todos los grupos", anuncia el veterano Manolo Peña. "Por supuesto con todas las autorizaciones sanitarias. Nosotros tenemos ideado un plan A, un plan B y un plan C. En función de lo que se permita, haremos una cosa u otra. Pero desde luego que no vamos a dejar de trabajar por y para el Carnaval. De hecho, ya estamos trabajando en ello", cuenta en declaraciones a la SER.

"Serán las autoridades competentes las que nos marquen hasta dónde podemos llegar", añade. "Con respecto al disfraz, sí hay que tener los pies en el suelo. Es un año para no ser atrevidos; no me gustaría serlo económicamente y, de hecho, creo que la crisis se va a notar. Nosotros bajaremos unos cuantos escalones, pero será un traje por lo menos decente", anticipa Peña.

Javi Lemus (Zeta Zetas) "Es evidente que el Recinto no se va a poder abrir para 7.000 espectadores"

"La realidad es que a día de hoy es muy difícil hablar de mantener el concurso como tal. El Recinto sí se podría abrir en enero o febrero, pero evidentemente no para 7.000 espectadores", enuncia el director de la murga defensora del cetro.

"A la hora de concursar, va a ser complicado hasta mantener la distancia de seguridad incluso por parte de los componentes. Una fórmula sería apostar por las nuevas tecnologías para ensayar los temas, pero en ningún caso podríamos hacer cuatro canciones en apenas un par de meses. Doy por hecho que en septiembre no nos van a dejar reunirnos 80 ó 90 personas en un local, así que en todo caso empezaríamos con retraso", dice.

"Si se hace concurso finalmente, sería con otro formato. Pero otra opción es que haya una exhibición para mantener vivo el Carnaval. Que participen todos los grupos y que ofrezcan todo lo que tengan a sus aficionados. Escucho muchas propuestas estos días pero casi ninguna sobre el disfraz. Con el recorte previsto en las subvenciones, supongo que no quedará otra que salir con alguno de años pasados... o improvisar algo. Pero yo sí sería partidario de salvar la tradición y prepararnos aunque sea solo un tema cada murga. No podemos dejar morir el Carnaval", completa Lemus.

Gara García (Tras con Tras): "Una buena propuesta es un concurso sin final y que se haga con cuatro o cinco preliminares"

"El problema no es tanto la celebración de la final en el Recinto Ferial, sino los ensayos. Lo dificultoso no es el concurso; el problema está en el período de preparación. ¿Qué pasa? ¿Cómo veo yo el año que viene? Pues con escaso margen para nada", afirma la letrista de Tras con Tras.

Según Gara García, una opción potable sería un concurso sin final y solo a dos temas. "Además, es la jornada del viernes la que trae un público multitudinario. Habría que optar por un certamen solo con preliminares. ¿Cantar cada una ante su público? Sería difícil porque partirían con ventaja las que arrastran a más gente. Yo estaría dispuesta incluso a un concurso a cuatro o cinco fases, que es una idea que ha tenido nuestra directora Melca Barrera. Por supuesto con reparto de premios y con veredicto, como siempre. Esa podría ser una alternativa".

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?