Domingo, 07 de Junio de 2020

Otras localidades

Crisis económica coronavirus Covid-19

El presidente de CaixaBank pide más coordinación fiscal europea para afrontar la COVID-19

"Solo así todos los países podrán dar una respuesta suficientemente contundente a esta crisis y se evitará la distorsión del mercado único", ha afirmado el presidente de CaixaBank

Jordi Gual, presidente de CaixaBank

Jordi Gual, presidente de CaixaBank / Europa Press

El presidente de CaixaBank, Jordi Gual, ha asegurado este viernes que las políticas económicas implementadas para hacer frente a la COVID-19 "van en la dirección correcta", aunque ha considerado que "la situación actual merece, además, un esfuerzo fiscal coordinado y sustancial a nivel europeo". En este sentido ha pedido la aplicación de "mecanismos de compartición del gasto entre países para evitar la distorsión del mercado único", durante la celebración de la junta general ordinaria de accionista de CaixaBank, que por primera vez se ha realizado de forma telemática.

"Solo así todos los países podrán dar una respuesta suficientemente contundente a esta crisis y se evitará la distorsión del mercado único, que supone que unos países pueden apoyar a su tejido productivo en mayor medida que otros", ha afirmado el presidente de CaixaBank.

Gual, que ha iniciado su intervención trasladando sus condolencias a las personas afectadas por la COVID-19, ha destacado la "contundencia" en la respuesta del Banco Central Europeo (BCE), que ha impulsado programas de compra de deuda pública, inyecciones de liquidez al sistema financiero y de relajación de los requisitos prudenciales.

Pero para la integridad de la zona euro, ha advertido, "es fundamental que el BCE continúe garantizando que su política monetaria se transmite con efectividad a todos los rincones de la eurozona, independientemente de la situación fiscal de los países miembros".

Jordi Gual ha asegurado que CaixaBank se enfrenta a la situación actual desde una posición de fortaleza, tanto financiera como comercial, y ha recordado que por "prudencia" ha provisionado 400 millones de euros en el primer trimestre para anticipar los efectos de la COVID-19.

"Esta misma responsabilidad es la que se traslada a la decisión del consejo de administración del 26 de marzo de reducir el dividendo propuesto originalmente para el ejercicio 2019 de 15 céntimos a 7 céntimos brutos por acción", ha explicado Gual, que ha recordado, asimismo, la modificación de la política de dividendos para 2020 y la distribución de un dividendo en efectivo no superior al 30 % del beneficio neto.

Tanto Gual como el consejero delegado de CaixaBank, Gonzalo Gortázar, han remarcado que la entidad está trabajando para ayudar a mitigar los efectos económicos y sociales de la pandemia a través de medidas como el adelanto del abono de las pensiones y prestaciones de desempleo a sus clientes o la aplicación de una moratoria hipotecaria.

Desde el inicio del estado de alarma, además, CaixaBank ha gestionado préstamos por un importe superior a los 12.000 millones de euros de líneas ICO para autónomos y empresas.

"Estamos comprometidos con los sectores más vulnerables y con los más afectados por la crisis", ha subrayado Gortázar

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?