Domingo, 05 de Julio de 2020

Otras localidades

Real Sociedad

Kovacevic en la SER: "Siempre llevaré a la Real en el corazón"

El mítico delantero serbio atiene la llamada de la cadena SER desde Grecia, esperando una llamada para volver vincularse con el fútbol. Recuerda su feliz etapa en la Real Sociedad, relativiza seguir siendo el máximo goleador extranjero y desea poder visitar el renovado 'Reale Arena

Darko Kovacevic celebra un gol en la Real Nihat, su inseparable compañero de fatigas en ataque el año del subcampeonato

Darko Kovacevic celebra un gol en la Real Nihat, su inseparable compañero de fatigas en ataque el año del subcampeonato / Diario AS

Sigue siendo el máximo goleador extranjero en la historia de la Real (107 tantos en 286 partidos), un jugador idolatrado aún hoy en día en San Sebastián. Después de sufrir un surrealista episodio que casi acaba con su vida, cuando fue tiroteado en la puerta de su casa, afortunadamente sin consecuencias, Darko Kovacevic (Serbia, 1973) vuelve a hablar, aunque por favor pide que no se le pregunte por aquel suceso. "Por favor, no preguntes por eso, fue un caso raro, yo creo que se equivocaron, la policía está con eso, pero ya pasó, quiero olvidarlo, fue duro", se limita a solicitar educadamente. Desde Grecia, un mito de la Real, que tiene todavía pendiente su merecido homenaje en Anoeta, atiende a la Cadena SER. Y sigue hablando maravillas de la Real Sociedad. 

-¿En qué anda metido ahora Darko Kovacevic?

Pues estoy viendo mucho fútbol, me gusta ver jugadores, estoy en el mundo del fútbol. Esperando que llegue algo bueno para mí. Estoy aquí en Grecia, en Atenas, siempre cerca de Olimpiakos, voy a todos sus partidos, porque es otro equipo mío, siempre está cerca de mí y yo de ellos. Nunca olvidaré lo que hicieron por mí. 

-Tampoco olvida la Real, ¿qué recuerdos le vienen a la cabeza con esta llamada desde San Sebastián?

(Suspira) Pregunta difícil. Porque tengo la espina clavada de la temporada del subcampeonato, porque merecimos ganar la Liga. Teníamos un gran equipo, estuvimos mucho tiempo primeros y me dio mucha pena, todavía hoy me acuerdo y me duele aquello. Pero disfrutando mucho, porque en mi primera época en San Sebastián estuvimos casi todos los años en Europa. Con Krauss también. Disfruté mucho del fútbol, pero especialmente aquella temporada 2002-03, porque fue casi perfecta.

-¿Fueron sus momentos más felices en el mundo del fútbol?

Fui muy feliz, pero en todos los equipos en los que estuve estaba bastante contento. En la Juventus por ejemplo coincidí con grandes jugadores, como Zidane, Del Piero, Inzagi, Antonio Conte, Edgar Davis... fue un placer y un gusto jugar con ellos. También estaba perfectamente con Olimpiakos, tengo muy buena relación con la gente de Grecia. No olvidaré nunca, mi vida aquí, cómo se han portado conmigo, especialmente el presidente Marinakis, muy amigo mío. Tengo muy buena relación con gente de Olimpiakos, y eso no olvidaré nunca. Y mi otro equipo de mi vida, donde estuve nueve años, es la Real Sociedad. Siempre me acuerdo de San Sebastián, tengo un recuerdo inolvidable y siempre llevaré a la Real en el corazón. Fue algo increíble. Siempre recomiendo a los extranjeros cuando van allí que sepan su historia, cuando llegué el año 96, de verdad vi cómo se comportaba la gente de Donosti, de Gipuzkoa y cómo defendía su camiseta, y de verdad gente de allí se comportó muy bien conmigo. Y yo sólo quise devolver eso con goles, y ahora tengo un profundo sentimiento txuri-urdin, y tantos años allí, me sentía como uno más de casa.

-Tiene que estar alucinado con la carrera de entrenador de Zidane...

(Sonríe) Bueno, no tanto. Siempre fue un crack como jugador, y como entrenador está siguiendo ese camino. Yo me alegro mucho, porque es buena persona y merece. Está haciendo un gran trabajo en el Real Madrid. No digo yo, ahí están los resultados.

-¿Qué le dice seguir siendo hoy en día el extranjero que más goles ha marcado con la Real?

Es un orgullo y un honor, porque no es fácil en un club como la Real Sociedad. Pero tenía grandes compañeros al lado que me daban grandes centros: Luis Pérez, Karpin, Xabi Alonso, Aranburu, De Pedro... Era un equipo que jugaba para un delantero como yo, es un poco la historia de la Real Sociedad, un nueve que remataba todo lo que le ponían en el área, con muchos centros. Yo sin ellos no pude hacer tantos goles. 

-¿Desde la distancia ve que ha cambiado mucho la Real?

Tampoco es que hayan pasado tantos años desde que me fui en 2006. Pero fútbol se cambia casi cada año, ahora sí noto que se juegan con más arriba de presión... Pero nosotros tuvimos un equipo en la Real que podría jugar tranquilamente con el fútbol de hoy en día, con una u otra filosofía. Comparando con el equipo de de la Real de hoy, pienso que teníamos un equipazo, con experiencia y juventud, puede ser que ahora esté quizá con más jóvenes en la plantilla. Pero la media de nuestro equipo era de 26 años. 

-¿Le ilusiona esta Real que sigue el camino que hicieron ustedes en su día?

Muchas veces digo que deben ponerle en la cabeza a los jugadores: puede ser. Es que creo que lo pueden hacer. Nosotros cuando fuimos subcampeones jugamos sin presión, pero también pensando que podía ser, y los mismos jugadores de hoy tienen plantilla muy válida para estar entre los cuatro primeros. Y luego Imanol está haciendo un trabajo espectacular, con jugadores impresionantes, como Merino, Isak, Odegaard, Illarra que se recupera ahora y es importante para la Real... Willian José con una gran capacidad de remate... A mi me gusta mucho, y sí, estoy ilusionado.  

-Ha pasado mucho tiempo de su salida de la Real y todavía hay quien no entiende que pareciera que se fuera por la puerta de atrás. Le siguen debiendo un homenaje sobre el césped...

Sí, han pasado ya 14 años, y mucha gente me pregunta, pero yo no quiero responder a esto. No soy quien para pedir esas cosas. Siempre digo que antes de último partido no sabía si iba a ser último partido, no sabía si dejaba o no la Real. y después de último partido, tampoco sabía, porque yo quería seguir. Pero después de la liga me comentaron que no podía seguir. Es una pena que no me pude despedir, porque yo tenía una conexión especial con la afición, a la que quiero mucho, y quería despedirme, pero no pudo ser. Prefiero que no me pregunten, porque no se qué responder. No fue culpa mía, ni tampoco de actual directiva.

-¿Le gustaría volver a la Real?

Eso no depende de mí. No me gusta hablar de eso. Yo no soy persona de decir que quiero que me llamen para trabajar ahí. No soy así. Claro que quiero volver a la Real, pero igual que me gusta volver a casa con mi familia. Es lo mismo. No me gusta responderte que sí quiero volver a la Real como ofreciéndome. Como la vez que AS publicó en portada 'Lorenzo, fíchame' (risas). No quiero que parezca que yo me ofrezco.

-Eso sí le digo, ¡cómo hubiera disfrutado Kovacevic marcando goles en el Reale Arena!

La verdad que sí. Disfrutaba mucho en Anoeta con pistas, y ahora que la afición está cerca, metes gol y te abrazas con ellos. Tiene que ser un pasada, como los campos ingleses, porque eso te empuja. Es un campo que aún no he visto en vivo, pero en foto me parece espectacular. Quiero ir pronto, porque seguro que me voy a emocionar y disfrutar.

-¿Qué le diría Kovacevic a una afición de la Real que estuvo muy preocupada por el suceso que sufrió recientemente y que le sigue idolatrando?

Una cosa, gente del País Vasco es muy fuerte, de estar siempre apoyando al equipo. La gente de la Real saldrá fuerte esta historia del coronavirus. Siempre apoyaba al equipo, hasta cuando bajamos en Segunda, y tiene que seguir así, porque es la fuerza de este equipo, yo lo sentía así cuando estuve nueve años. La aficiñon de la Real es de lo mejor que hay en el mundo del fútbol. 

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?