Martes, 11 de Agosto de 2020

Otras localidades

Fuentespina y Aranda se ponen de acuerdo en el uso de la EDAR

El pleno aprobará este jueves un nuevo convenio trece meses después de fracasar en el intento de que el consistorio vecino aceptara el anterior

Estación Depuradora de Aguas Residuales de Aranda

Estación Depuradora de Aguas Residuales de Aranda / Cadena SER

El convenio que regula el uso de la Depuradora de Aguas Residuales por parte de las familias y empresas de Fuentespina vuelve este jueves a debate en el Pleno ordinario que la corporación arandina celebra de forma telemática. La corporación local aprobó el 25 de abril de 2019 una propuesta de convenio a pesar de no haber llegado a un acuerdo con el Ayuntamiento vecino. Trece meses después y tras haber matizado ambas partes algunas cuestiones, esta vez ya hay acuerdo. El ayuntamiento arandino exigía que la ordenanza municipal que regula los vertidos desde Aranda tenga la misma validez para los del municipio colindante y que las empresas instaladas en Fuentespina que lleven a cabo este tipo de vertidos lo hagan en las mismas condiciones y con las mismas obligaciones que las que lo hacen en la capital ribereña, una cuestión que parece haber quedado resuelta. “Lo que sí que tiene que quedar claro es que las empresas que puedan instalarse en Fuentespina tienen que cumplir también esas mismas ordenadas y lógicamente esas aguas residuales tienen que soportar el coste igual que las de Aranda, expresa el concejal de Servicios, Alfonso Sanz, que detalla que “La discusión en este momento era por los tramos que se tenían que desarrollar: si había un tramo hasta entonces nuestro y otro desde el entronque hasta la depuradora, pero ya hay un acuerdo”.

El Ayuntamiento de Aranda en su día construyó la EDAR recibiendo fondos de otras administraciones, incluida la Unión Europea. La instalación está preparada para dar servicio a los municipios de Villalba de Duero y Castrillo de la Vega y también Fuentespina, con el que faltaba regularizar las condiciones, a pesar de que el servicio ya se está prestando desde hace años. El municipio ribereño tendrá que dar cuenta del volumen de aguas vertidas a través de un caudalímetro.

El acuerdo, que ya ha sido refrendado por el Ayuntamiento de Fuentespina, se tendrá que renovar cada década y contará con una comisión de seguimiento. “Contamos con los compromisos por parte de Fuentespina de mirar los datos de su paso de agua por la depuradora, se recoge la posibildiad de unas inversiones en el futuro si fuesen necesarias y de esta forma se regulariza el vertido de aguas que ese municipio necesita y que no tendría sentido que tuviera que realizar una fuerte inversión para tener su propia depuradora”, concluye Sanz.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?