Sábado, 11 de Julio de 2020

Otras localidades

"Sería conveniente que se examinaran otras cortas mineras por si tuvieran concentración de Co2"

Javier Sanchez, responsable del proyecto de corta Guadiana, de la que se ha liberado el gas concentrado en el interior del lago, ve prudente que se siga controlando para evitar "riesgos"

El científico titular, y responsable del proyecto de desgasificación corta Guadiana de Minas Herrerías en Puebla de Guzmán (Huelva), Javier Sánchez, considera interesante que se vigilen otros yacimientos mineros de la Faja Pirítica de Huelva que pudieran tener concentraciones de Co2 como la de Guadiana, la corta a cielo abierto, abandonada desde los años 80, de la que un equipo de expertos ha logrado extraer con éxito 125.000 metros cúbicos de ese Co2 en la zona profunda de la corta.

Javier Sánchez explica que el fenómeno ocurrido en la corta Guadiana, no por su magnitud, ya que el yacimiento no es de grandes dimensiones, es "pionero a nivel internacional". Es la primera vez que una administración ha considerado necesario actuar en la desgasificación de una mina inundada.  Los resultados del proyecto de extracción del gas han sido publicados en un artículo científico que, a su vez ha difundido InvestOpi, que es una asociación profesional que engloba a los investigadores de la investigación pública.

El caso particular de esta mina es que se ha producido en ella un fenómeno que, según los expertos, no se había visto con anterioridad en ninguna otra mina del mundo. Éste ha sido "la interacción del agua ácida con minerales carbonatados durante décadas y en condiciones confinadas (debido a la profundidad), lo que ha provocado la acumulación de enormes cantidades de dióxido de carbono (CO2)"

Javier Sánchez explica que la peculiaridad ha venido por cómo se ha concentrado ese Co2 en la corta onubense y la presión de los gases, algo que no se había registrado nunca fuera de África. De hecho, estos valores valores de CO2 medidos en Guadiana eran sólo comparables a los registrados en lagos volcánicos de Camerún, cuya explosión provocó la muerte de más de 1.800 personas en 1984 y 1986.

"La tecnología que se empleó allí la hemos utilizado nosotros para corta Guadiana, y consiste en unas tuberías verticales que han estado extrayendo Co2 a un ritmo importante y de forma autónoma (sin necesidad de energía externa) en los últimos dos años". Ese dióximo de carbono se había venido concentrando en el interior del lago en las últimas décadas tras el cierre de la mina. Cuando se detectó generó alarma social y desembocó en este proyecto que ha permitido liberar ese gas.

La incógnica reside ahora, según Javier Sánchez, en que se desconoce si la mina se puede "recargar" otra vez y por eso, incide este investigador, "sería necesaria una actuación de seguimiento" tanto en esta mina como en otras donde pudiera darse la misma peculiaridad que en Guadiana.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?