Domingo, 12 de Julio de 2020

Otras localidades

Cruz Roja

Nuevos protocolos de rescate para los socorristas de la Cruz Roja

Los socorristas realizarán su trabajo teniendo en cuenta la máxima de respetar los dos metros de distancia

Simulacro de rescate en julio de 2019 en la playa de Gandia

Simulacro de rescate en julio de 2019 en la playa de Gandia / Cruz Roja Gandia

La "nueva normalidad", como muchos han bautizado ya la forma en la que debemos relacionarnos y las precauciones que debemos tomar a la hora de movernos en espacios públicos, ha llegado a todos los sectores, también al de salvamento y socorrismo.

Ahora que las playas ya están abiertas al público y que en muchas de ellas ya está en marcha este servicio, nos hemos preguntado cómo desempeñarán su trabajo los socorristas, teniendo en cuenta la máxima de respetar los dos metros de distancia. Y desde luego, va a resultar un tanto extraño.

Tal como ha contado en tiempo de magazine el coordinador de Playas de Cruz Roja España, Miguel Ángel Sánchez, en el caso de tener que hacer un rescate en el mar, si la víctima está consciente, los socorristas le lanzarán un objeto flotante para que pueda sujetarse y lo arrastrarán hasta la orilla. En caso de que la víctima no esté consciente, la pondrán boca abajo en una camilla auxiliar, para evitar que proyecte su respiración hacia los socorristas.

En caso de tener que acudir a la posta de la Cruz Roja para ser atendido por una picadura, herida o cualquier otro tipo de daño, la persona afectada deberá, en primer lugar, ponerse una mascarilla y lavarse las manos con gel hidroalcohólico. Si sufre un daño leve, el personal de Cruz Roja le facilitará los elementos que necesite para realizarse una autocura. Si la situación entraña mayor gravedad, entonces los socorristas intervendrán para atender a la víctima.

Otro de los cambios sustanciales que veremos este verano es el baño adaptado. Cruz Roja seguirá ofreciendo este servicio pero las personas con movilidad reducida que deseen bañarse, deberán hacerlo acompañadas de un familiar o personas de su entorno, que serán quienes se metan en el agua para sujetar la silla anfibia. Los socorristas se ocuparán después de desinfectar este elemento para que pueda ser utilizado de nuevo.

Los socorristas no llevarán mascarilla salvo en caso de tener que hacer alguna asistencia sanitaria o acercarse a más de dos metros de la persona a la que tienen que socorrer.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?