Martes, 22 de Septiembre de 2020

Otras localidades

LAS KELLYS

"¿Vamos a seguir limpiando habitaciones de hoteles en 15 minutos?"

"Van a recortar personal, habrá menos camareras de piso. Si antes limpiábamos las habitaciones en quince minutos, ¿qué pasará ahora?, ¿ese es el servicio de calidad y libre de Covid-19 que van a ofrecer?", se pregunta la portavoz de las Kellys

El movimiento de las Kellys (las que limpian los hoteles) nació en Lanzarote

El movimiento de las Kellys (las que limpian los hoteles) nació en Lanzarote / Getty Images

"Van a recortar personal, si antes había cuatro camareras ahora habrá tres. El trabajo va a ser peor y yo me pregunto si vamos a tener que seguir limpiando habitaciones en quince minutos, si ese es el servicio de calidad y libre de Covid-19 que van a ofrecer", se pregunta Miriam Barros, portavoz de las Kellys en excedencia forzosa para ejercer su cargo como consejera de Podemos en el Cabildo de Lanzarote. "La situación se presenta muy complicada porque sabemos que el empresario no va a querer dejar de ganar. Nos preparamos para una avalancha de demandas, pronosticamos un escenario de guerra", dice Barros.

"Los únicos protocolos que funcionan en los hoteles son los anti incendios, porque el fuego perjudica a un bien material del empresario, no humano", señala Ana Natcher, portavoz de las Kellys. El movimiento de las camareras de piso nació precisamente en la isla de Lanzarote, especialmente azotada por esta pandemia debido a su enorme dependencia del turismo. "Cuando un cliente vomita tenemos que ponerlos los guantes y mascarillas y dar aviso al departamento. Pero no chascamos los dedos y nos ponemos los equipos, necesitamos un tiempo. Sin embargo, seguimos teniendo que hacer el mismo número de habitaciones.", añade Natcher. Esto era sin pandemia, "¿y ahora qué?", se preguntan.

"Las camareras de piso no bebemos agua para no perder tiempo en ir al baño a mear, ¿esto seguirá siendo así después de la pandemia?", se preguntan las Kellys

Las camareras de piso denuncian que tienen que limpiar a fondo hasta treinta habitaciones al día en algo menos de quice minutos cada una, cobrando algo más de dos euros por cada habitación. Los tiempos exigidos por las empresa concesionarias del servicio externalizado son draconianos para cuadrar sus cuentas. "Además de ser una cesión ilegal de trabajadores, nos deja totalmente desprotegidas. Nosotras trabajamos un año, nos vamos al paro cuatro meses y luego nos rescata el mismo hotel que nos puso en el paro", explica Ana. Por lo tanto, muchas de estas trabajadoras ni siquiera tienen derecho al ERTE.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?