Sábado, 27 de Febrero de 2021

Otras localidades

La demanda de ayuda a Cáritas sube un 30 por ciento "y lo peor está por llegar"

Los responsables de Cáritas Diocesana alertan de que la necesidad se ha disparado en la provincia durante la crisis de la Covid 19, especialmente en los barrios más pobres donde el incremento llega hasta el 60 por ciento

Imagen de archivo de una cartera vacía.

Imagen de archivo de una cartera vacía. / Getty Images

La crisis de la COVID 19 está generando una emergencia social en Sevilla que ya se evidencia en la demanda de ayuda a Cáritas, que solo en los meses de confinamiento se ha incrementado en un 30 por ciento de media en la provincia y llega hasta el 60 por ciento en las zonas más pobres de la capital, como Tres Barrios Amate, Torreblanca, Polígono Sur o Macarena Norte.

Fundamentalmente, las personas que se han visto perjudicadas económicamente por la pandemia y están reclamando ayuda son trabajadores de venta ambulante, feriantes, empleadas de hogar, empleados de la hostelería sin contrato regularizado y trabajadores en ERTE que no están cobrando aún la prestación.

Casi la mitad de los hogares que piden auxilio carece de recursos para pagar la vivienda y sus suministros básicos. Desde Cáritas pronostican que una de cada cuatro de estas familias se verá obligada a abandonar su casa en los próximos meses.

Y es que los responsables de Cáritas lo venían advirtiendo. Ya antes de la pandemia, la sociedad sevillana arrastraba indicadores negativos que ponían en situación de vulnerabilidad a numerosos hogares. El 18,6 por ciento de la población vivía en situación de exclusión social y, entre estos hogares, casi el 10 por ciento padecía ya pobreza severa. Además, un 8 por ciento de las familias sevillanas se encontraba "en la cuerda floja", con una situación económica precaria que en cualquier momento podía precipitarlos a la exclusión.

De este modo, aunque la demanda de ayuda había descendido en 2019 en un 4 por ciento con respecto a 2018 -se atendió a más de 14.000 familias el año pasado, según la memoria anual de la organización- el confinamiento y su impacto en la economía de los hogares la ha vuelto a disparar. Cáritas constata que, aunque de momento no se ha llegado a la necesidad creada en los peores años de la crisis del ladrillo, "esto solo acaba de empezar". Pronostica que el verdadero impacto social de lo que estamos viviendo comenzaría a notarse en el segundo semestre del año que viene y podría superar en gravedad al de la crisis anterior.

Una de cada diez familias atendidas carece de conexión a internet y casi la mitad no tiene habilidades en su manejo para trámites telemáticos como el del Ingreso Mínimo Vital, una herramienta que Cáritas Sevilla considera en cualquier caso positiva para aminorar las situaciones de necesidad.

El presidente de Cáritas Sevilla urge a las administraciones a fortalecer los servicios sociales para evitar que miles de personas queden en la cuneta. La inverisón de la ONG católica en la provincia el año pasado superó los 8 millones de euros, procedentes en su mayor parte de donaciones particulares.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?