Martes, 11 de Agosto de 2020

Otras localidades

Postdata

El final esperado del Aquarius

Como era de esperar, los 629 migrantes del Aquarius que llegaron al puerto de Valencia hace dos años han caído en el olvido. Aquellos supervivientes se sienten, y con razón, abandonados por el Gobierno. Recordemos que desembarcaron en medio de una gran expectación mediática, con Europa mirando para otro lado ante su petición de un puerto seguro.

El presidente Pedro Sánchez ofreció entonces el puerto de Valencia, en un gesto de solidaridad que no se puede cuestionar. Obviamente, el Consell del Botànic y el Ayuntamiento aplaudieron una salida a esta crisis humanitaria que, además, ponía a Valencia en el mapa. Y lo hacía por cuestiones bien distintas a la corrupción. Lo dijeron y lo resaltaron entonces desde el presidente de la Generalitat al alcalde de Valencia.

También el mensaje del Gobierno central fue en aquella línea. Y es procedente recordarlo hoy porque no solo se abrió un puerto a unos náufragos a la deriva, sino que de aquello se quiso sacar rédito político. A mí particularmente me parecería bien si ya se les hubiese tramitado el asilo. No es un procedimiento fácil, pero haberse olvidado del Aquarius revela que entonces solo interesaba el beneficio político. ¿Puede haber algo peor?

 

 

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?