Lunes, 06 de Julio de 2020

Otras localidades

ENTRE ISLAS

¿Aulas-barracones contra la COVID-19?

La opinión de Marta Cantero

Cadena SER

Cadena SER / Cadena SER

Polémicas fueron las declaraciones de María José Guerra cuando, nada más llegar a la Consejería de Educación del Gobierno de Canarias, denunció en su primera comparecencia parlamentaria la supervivencia en las Islas de numerosas aulas-barracones (“aulas modulares” en la jerga políticamente correcta). Manifiestamente impactada por el volumen de alumnos canarios que estudian aún en condiciones propias del tercer mundo, y que aumentaron con los recortes de la crisis de 2008, Guerra se comprometió a eliminarlas antes de que acabe la legislatura: “Visitaremos centro por centro para erradicar estas infraestructuras”, dijo. No pudo cumplir la promesa porque se fue antes de cumplir el año al frente de un departamento tan sensible.

Su sustituta, Manuela Armas, va camino de volver a convertir el debate sobre los barracones escolares en el centro de su andadura al frente de Educación. En sus primeras declaraciones a la Cadena SER, tras tomar posesión del cargo, sostuvo que la prioridad es que los ayuntamientos y cabildos cedan espacios, pero no descartó implementar aún más barracones para combatir la COVID-19: "Habrá que hacerlo, no hay otra, son momentos difíciles".

Lanzarote, de donde procede la nueva consejera, es la isla que cuenta con mayor número de “aulas-modulares”: 48 de las 77 que existen aún en Canarias. Le siguen Fuerteventura con 12, Tenerife con once y Gran Canaria con y seis.

He leído que epidemiólogos y pedagogos proponen un protocolo que busca una educación más amable usando parques, calles peatonales o patios para impartir clase de manera segura. Convirtiendo el aire libre en el gran aliado de una vuelta a las aulas diferente: “El protocolo que hemos diseñado se basa en tres pilares: lo que la normativa nos obliga respecto a la prevención de riesgos laborales, la evidencia científica que demuestra que el virus se transmite menos en el exterior, y el conocimiento de nuestro sector de educación en la naturaleza”, sostiene la Asociación Nacional de Educación en la Naturaleza.

¿Una quimera? Puede que sí y puede que no. “Bajo el asfalto sigue estando la playa”, defendían los soñadores de Mayo del 68. Hay que seguir creyendo, en cualquier caso, en que otro modelo es posible. Otro modelo para afrontar este desafío: ¿de verdad no hay otra forma de ganar espacios para la enseñanza en Canarias, para cumplir con el necesario distanciamiento sanitario, que construir más aulas-barracones?

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?